• 10:52 a.m., 23/11/2020

Consigue un pelo liso y sedoso con la alisadora correcta


Agencias / Cortesía | 8/2/2018, midnight
Consigue un pelo liso y sedoso con la alisadora correcta
NECESARIO. Elige una alisadora adecuada para tu tipo de cabello y usa una temperatura diferente según tu tipo de cabellera. |

La alisadora es una de las mejores aliadas de belleza de toda mujer. Hace que tu cabello se vea más ordenado y radiante. Pero si sientes que no logras los resultados que esperabas, debes saber que no todas las cabelleras son iguales. Si la tienes tinturada, rizada, o tu tipo de hebra capilar es delgada o gruesa, eso influirá en cómo te quedará el alisado.

Actualmente, las alisadoras cuentan con propiedades y tecnología que revoluciona el campo de la belleza. Encontramos, por ejemplo, la turmalina, un mineral que neutraliza la electricidad y reduce el frizz del pelo; los iones, que disminuyen la estática de aquellos pelos rebeldes que tengamos y; la nanotecnología, que brinda una mejor higiene al eliminar hongos y bacterias. En el mercado de productos de belleza podremos encontrar una gran variedad de modelos de alisadoras con placas anchas y largas, de cerámica o titanio, lo que dificulta más a la hora de elegir. Aquí algunas sugerencias para elegir la alisadora correcta según tu tipo de cabello, lo que te ayudará a conseguir un look perfecto, libre frizz y por más tiempo.

Normal a grueso. Si tu tipo pelo está bajo los estándares de ‘normal’, puedes usar cualquier material, si usas una placa de cerámica la temperatura recomendable es de 210° a 230°, y si es de Titanium, la temperatura varia de 190° a 210°.

Tinturado o decolorado extremo. Según la necesidad de este tipo de pelo se recomienda usar una alisadora de cerámica, ya que emite un calor más gentil y le otorgará brillo y suavidad a tu pelo. La temperatura recomendada es 210° a 230°.

Fino o delgado. Debido a la fragilidad y fineza de este pelo, se recomienda el uso de alisadoras de cerámica con temperaturas de 150° a 170°. Si tienes una melena delgada y con poco volumen, por estética, se aconseja evitar el liso extremo.

Rizado y ondeado. Por su moldura se recomienda una alisadora de placa de titanium, ya que condesa mucho más calor y el alisado se hace más efectivo. Se recomienda usar temperaturas entre 190° a 230°.