• 12:10 a.m., 18/11/2019

El consagrado descubridor de talentos


REDACCION EL MUNDO | 7/5/2018, midnight
El consagrado descubridor de talentos
Vocación. Guadarrama está cargo de un grupo de niños y adolescentes de entre 5 y 18 años, que entrenan con él con la misma pasión con la que él entrenó con su padre. |

Sonny Guadarrama (30) es un futbolista profesional originario de Austin que actualmente juega en el San Antonio FC. Con él platicamos sobre la formación adecuada de un jugador profesional, sobre sus motivaciones y objetivos.

EL DATO

Si desea más información sobre los programas de fútbol visite: www.lonestar-sc.com o comuníquese al (512) 336-5425.

photo

Sonny Guadarrama

Guadarrama inició su carrera siendo niño. Su papá tuvo gran influencia en su formación como futbolista ya que fue su entrenador. “La pasión por el fútbol empezó con mi padre, él también es futbolista e introdujo el fútbol a nuestras vidas; tengo dos hermanos y los tres jugábamos desde que tengo conciencia. Si no fuera por mi padre no hubiera podido hacer todo lo que hice en mi vida”, comenta.

El ahora volante del San Antonio FC comenzó a entrenar desde muy pequeño: a los cinco años ingresó a su primer equipo, en una institución recreacional, pero fue a los once años que ingresó a un club de fútbol amateur.

Durante la secundaria siguió con la práctica del balompié, y fue en esta etapa que llegaron las primeras críticas. Para algunos, su físico era un inconveniente para llegar a jugar a nivel profesional. Guadarrama no se amilanó y continuó jugando con la misma alegría, sorteando estos primeros obstáculos. “No soy la persona más alta ni la más rápida, pero gracias al trabajo pude mejorar todo lo que, técnicamente, estaba en mis manos”, dice.

Guadarrama siempre supo que quería ser futbolista profesional. La pasión con la que juega y su evidente talento fueron decisivos para enfocarse en cumplir su objetivo. A eso le agregó el trabajo disciplinado y la entrega constante en cada partido. Gracias a esas cualidades destacó y es esta filosofía de vida la que desea compartir con los menores a los que enseña y forma en el Lonestar Soccer Club.

DEBE SABERLO

Además de jugar en el San Antonio FC, Sonny Guadarrama jugó en los clubes: Austin Lightning (2004/2006);

Santos Laguna (2006/2007);

Mérida (2008/2010);

Atlante (2010/2016);

Mérida (2011/2013);

Necaxa (2013/2014);

y Sinaloa 2016).

En esta entidad, Guadarrama está cargo de un grupo de niños y adolescentes de entre 5 y 18 años, que entrenan con él con la misma pasión con la que él entrenó con su padre. “Se puede identificar quién tiene potencial para jugar profesional desde corta edad”, comenta y resalta que no siempre se basa solo en el aspecto futbolístico y la técnica, también le da valor a la mentalidad del jugador: “El fútbol se puede enseñar, pero la actitud no, esa nace con ellos. Si un niño es mentalmente fuerte y en todos los entrenamientos entrega el ciento por ciento, es un futbolista completo”.

Formadores apasionados como Guadarrama han logrado que sus pupilos firmen contratos profesionales: del Lonestar Soccer Club han salido varios futbolistas que ahora juegan en la MLS y en la Liga MX y Ascenso MX.

Guadarrama aconseja que cualquier persona que desee llegar al ‘siguiente nivel’ en el fútbol, debe encontrar alguien que comparta la misma pasión: “Busca alguien que realmente te enseñe, que te diga la verdad sobre tu desempeño, alguien que identifique tus defectos y te ayude a mejorarlos”. Alejandro ‘TICO’ Mendoza

Also of interest