Cómo alcanzar claridad y paz interna durante la maternidad


Fernanda Beccaglia | 6/12/2014, 2 a.m.
Cómo alcanzar claridad y paz interna durante la maternidad

Para muchas mamás la locura empieza enseguida que se levantan, a la hora del desayuno, coordinando horarios, recordando las cosas que hay que hacer durante el día, mandados, las corridas para no llegar tarde, buscando la bolsa o las llaves; y atendiendo las relaciones privadas, de trabajo, o amistad. Cuando la vida se torna en un constante estiramiento para controlar factores detonantes de estrés, puede que se sienta casi imposible hallar la calma, claridad y vitalidad necesarias para satisfacer las demandas de la vida diaria. ¿Cómo hacerlo? La clave está en saber cómo cambiar de un estado a otro, es decir en lugar de responder con estrés, responder de manera calmada sin caer víctima ni presa de los hechos, agendas y circumstancias. Aquí te paso una lista de 10 ideas inspiracionales para que veas de qué manera puedes adaptarlas de adentro hacia afuera a tu vida diaria.

1. No intentes doblegar al estrés

Imagínate que el estrés y la calma en el cuerpo y en la mente son como un interruptor de luz—cuando uno está prendido el otro está apagado. La mayoría de la gente busca doblegar el estrés, pero al hacer esto causa casi más estrés y es algo muy difícil de lograr resultados positivos sin agravar la situación. Sin embargo una manera más eficaz es “prender” o activar la calma. ¿Cómo? Respira hondo contando hasta 20, ahí notarás que no sólo tu nivel de estrés bajará automáticamente sino que harás elecciones diferentes a las que podrías haber tomado antes.

2. Conoce cómo responde el cerebro

Para que te des una idea, la manera en que el estrés está diseñado a responder tanto de manera bioquímica y neurológica, es que funcionamos casi con dos tipos distintos de cerebros: el límbico y el cortical, en otras palabras el cerebro que reacciona de manera primitiva y el que reacciona de manera racional. La parte del cerebro que responde a estrés es la parte “primitiva” o de sobrevivencia. Pero lo interesante es que lo que produce más estrés en la vida de una persona son los pensamientos, la actividad mental que alimentamos a diario, los cuales vienen de la parte cortical del cerebro. Traducción: Los pensamientos que generamos tienen un impacto enorme en cómo apagar o inactivar la parte primitiva del cerebro. Como dice el Dr. Wayne Dyer, “cambia tus pensamientos, cambia tu vida”.

3. No puedes persuadirte a ti misma de calmarte

Continuando con el punto anterior de los pensamientos…dijimos que éstos son excelentes para generar estrés, ¿pero cuántas veces intentaste “auto convencerte” de calmarte sin mucho éxito? ¡Exacto! Por eso para controlar lo que nos saca de control debemos aprender técnicas diferentes para caer en la respuesta automática de la calma. Dos de esas formas favoritas mías son la meditación diaria y la respiración conciente (como expliqué más arriba). De esta manera, afectarás directamente al cerebro límbico para activar el estado de calma y serenidad sin mucho esfuerzo.

4. La escalera directa a la calma

Cuando se trata de hallar cómo establecerte internamente de manera segura, calmada y clara, existen muchas prácticas de bienestar. Entre las que especifiqué antes además de la meditación y respiración conciente, hacer alguna actividad física, ser parte de eventos sociales o comunitarios, ser voluntario, dedicarte tiempo a ti misma, y comer sano. (La dieta y alimentación es un factor fundamental que puede causar mucho estrés en el cuerpo, hormonas, quíimica del cerebro y bienestar en general.) Sin embargo éstas sólo tienen un impacto positivo cuando nuestra química interna está activada a responder de manera calmada primero. Es decir si el cuerpo ya viene sufriendo o experimentando estrés crónico todo el día, difícilmente dichos esfuerzos funcionen. Es decir, está todo relacionado. Por ejemplo, y volviendo al tema de la comida, si el cuerpo está estresado todo el día será muy difícil que pueda absorber nutrientes de manera eficaz. De allí que una de las causas principales de sobrepeso para quienes comen sano es el estrés. Por ello es importante que todas las piezas entren en juego.

Also of interest