• 11:53 p.m., 20/11/2019

Ordenanza en jaque


Marlon Gomez | 7/4/2019, midnight
Ordenanza en jaque
Incertidumbre. La ordenanza que fue aprobada en febrero del 2018, no ha podido entrar en efecto debido a que actualmente espera una apelación en la Corte Suprema de Texas. |

En febrero del 2018, la Ciudad de Austin aprobó la ordenanza N° 20180215-049, que estipulaba que todos los empleadores en esta jurisdicción debían ofrecer un nuevo beneficio a sus empleados: la acumulación de días pagados por enfermedad. Sin embargo, esta ordenanza no ha podido entrar en efecto debido a que la ordenanza fue llevada a Corte y actualmente espera una apelación en la Corte Suprema de Texas.

Austin no es la primera ciudad en promover este beneficio laboral, San Antonio cuenta con una ley similar y este año la Ciudad de Dallas también aprobó una ordenanza semejante para esa jurisdicción. La individualidad de ordenanzas de este tipo tiene que ver con que en Texas no existe una ley que ofrezca este beneficio a todos los trabajadores por igual, lo que es catalogado como ‘inhumano’ por Ana González, directora de política de la organización Proyecto de Defensa Laboral (PDL).

“Nadie tendría que decidir entre cuidar a su hijo o trabajar para poder pagar la renta; nadie debería ir a trabajar enfermo. Estas leyes tienen que ver con la salud pública, porque no sólo benefician a quienes tienen influenza, también a las víctimas de violencia, quienes deben decidir entre ir a un hospital, buscar ayuda o ir a trabajar. Es un derecho que debería ser básico para todos. También es un tema de sentido común, porque un empleador no debería querer que un trabajador cumpla sus labores enfermo por el riesgo de contagio a sus compañeros o a sus clientes, o que tenga un accidente por no estar en toda su capacidad”, dice González.

Una encuesta del Center for Public Policy Priorities reveló que casi el 80% de los texanos, independientemente de su posición política, está de acuerdo con la norma que favorece a los trabajadores con la acumulación de días pagados por enfermedad.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de los concilios de San Antonio, Dallas y Austin, intereses particulares presionaron para que una propuesta de ley que elimina la posibilidad de que las ciudades establecieran normas en materia de salud sea presentada en la sesión regular de la Legislatura de Texas. El objetivo es eliminar cualquier poder local sobre beneficios laborales.

photo

Ana González.

De inmediato, organizaciones civiles de todo el Estado, como el Proyecto de Defensa Legal (PDL), protestaron por la iniciativa que ignora la voluntad de las mayorías.

“El argumento de la demanda es que esta ordenanza es anticonstitucional, dicen que viola la ley del salario mínimo de Texas, aumentando el mínimo estipulado; pero esto no es remuneración, es un beneficio. Hemos visto este argumento en otras partes del país y ha fallado porque es un beneficio que no implica un aumento del salario”, explica Ana González, directiva del PDL.

La acumulación de días pagados por enfermedad no fue el único esfuerzo en materia laboral para beneficio de los trabajadores, ya que en la Legislatura estatal también fue presentada una propuesta que planteaba el mismo beneficio en todo el territorio texano. Como se sabe, el proyecto de ley no fue aprobado.