Una tormenta de largo plazo


Marlon Gomez | 9/7/2017, midnight
Una tormenta de largo plazo
ESPECIAL. El pasado 2 de septiembre, el ‘mega albergue’ de Austin contó con la visita del cantante Gerardo Ortiz, quien ayudó a distribuir alimentos, compartió con la comunidad y cantó para ellos. Se espera que otros artirtas se unan a esta iniciativa. |

Más de dos semanas han pasado desde que el agua comenzó a drenar en las ciudades inundadas; pero después de la tormenta no es precisamente calma lo que viven miles de personas afectadas por la tormenta ‘Harvey’ a lo largo de la costa de Texas.

photo

Todd James

Usted puede ayudar

Cruz Roja: La organziación trabaja con refugios, además de ofrecer alimentos y servicios médicos a las víctimas. Puede donar o hacerse voluntario visitando en línea www.rdcrss.org/hu... o marcando al call 1-800-733-2767. Puede enviar un mensaje de texto con la palabra HARVEY al número 90999 para donar $10.

Cientos de familias lo han perdido todo: sus hogares, sus pertenencias y hasta la tranquilidad. La situación es tan mala, que el gobernador Greg Abbott anunció que se necesitarán cientos de billones de dólares para borrar toda sombra causada por este fenómeno natural.

Más de 40 mil personas aún viven en alguno de los 240 refugios que se habilitaron en el estado, y para ellos recuperarse no será fácil. Sin embargo, aunque no sean las camas que tenían en sus casas, los damnificados pueden contar con techo, alimentos y apoyo.

En el inicio de esta crisis, en Austin se habilitaron cuatro refugios, pero el 1 de septiembre todas las víctimas de ‘Harvey’ que se hospedaban en ellos fueron trasladados a un ‘mega albergue’ ubicado en la calle Metropolis, al Sur de la ciudad.

En su primera noche, el centro albergó a 453 refugiados, pero esa cifra cambia a diario. Para algunas familias es momento de volver a sus ciudades a limpiar o a reconstruir sus casas; mientras otros regresan a Austin al encontrar que la devastación es mayor de lo que imaginaron. Rockport, Victoria, Refugio, Houston y Corpus Christi son algunas de las localidades de donde provienen las víctimas.

Precisamente, para quienes están en esa situación, se espera que este refugio se mantenga en pie por un buen tiempo, albergando a más de mil personas. “El albergue estará aquí hasta que se necesite. Los daños son tan grandes que podemos asumir que no será un corto plazo”, dice Todd James, vocero de la Cruz Roja.

James explica que, además de un lugar dónde dormir y comer, el refugio cuenta con servicios médicos, cuidado de animales, apoyo psicológico y actividades para niños. “Siempre estamos buscando poder ofrecer actividades para que los refugiados puedan estar ocupados y puedan divertirse un poco en medio de la tragedia que viven y antes de afrontar lo que está por venir”.

Sobre la cantidad de refugiados, el vocero de la Cruz Roja dice: “El número cambia constantemente, unos se van y otros llegan, pero a diario escuchamos que recibiremos a más personas y en el refugio creado por la Ciudad de Austin estamos preparados para recibirlos”.

¿Cómo ayudar a estas personas? Todd James invita a la comunidad a hacer donaciones: “Las contribuciones financieras son lo más importante y es lo que nos permite adquirir alimentos, materiales y poder cubrir los gastos para apoyar a las víctimas”.

El vocero de la Cruz Roja explica que el dinero donado por la comunidad no sólo ayuda a quienes están en los albergues: La Cruz Roja y otras organizaciones sin fines de lucro están visitando a las comunidades afectadas con materiales de limpieza y alimentos para apoyar a quienes hacen un esfuerzo por reconstruir sus hogares.

“Esta será una recuperación a largo plazo, y nosotros estaremos acompañando a la comunidad en el proceso. El apoyo monetario y el unirse como voluntarios es siempre necesario para que la Cruz Roja pueda ofrecer ayuda a quienes más lo necesitan”, concluye Todd James.

EL DATO

Albergue abierto la ciudad de Austin invita a cualquier víctima de la tormenta que necesite refugio a llamar

al 311 ó (512) 974-2000.

Also of interest