• 11:28 p.m., 21/11/2017

Un atleta local lleno de energía y sueños olímpicos


Marlon Gomez | 5/11/2017, midnight
Un atleta local  lleno de energía y sueños olímpicos
Sebastian Russi |

como deportista profesional cuando apenas cursaba la escuela primaria en Cactus Ranch Elementary School.

La escuela había organizado una competencia de carrera de una milla y él logró el primer lugar. “Este muchacho tiene demasiada energía, debería practicar algún deporte”, bromeó su maestra con sus padres, Rosaura y Francisco. Aunque se trataba de un inocente chiste, desde ese día Sebastián quería correr todos los días y sus padres se tomaron en serio la posibilidad de motivarlo a practicar alguna disciplina deportiva.

De esa forma, el joven se unió a los equipos de baloncesto y fútbol americano de su escuela. Precisamente en esta segunda disciplina se desempeñó como corredor durante cuatro temporadas con los Dragons of Round Rock hasta que se lesionó la columna y decidió retirarse y practicar atletismo, sin saber entonces que este nuevo sendero le permitiría descubrir su verdadero talento y pasión.

“Tuve una recuperación difícil y cuando comencé a caminar de nuevo fue doloroso, pero cuando me recuperé me sentía más motivado a correr”, cuenta el joven.

Así fue como comenzó a practicar en la pista, sin lograr resultados excepcionales en las carreras más largas, por lo que su entrenador sugirió que intentara el decatlón, una prueba combinada de atletismo masculino que incluye un total de diez pruebas (cuatro carreras, tres lanzamientos y tres saltos).

Su primer intento de salto de altura no fue para nada exitoso. “Mi entrenador no sabía que hacer conmigo, pero yo estaba dispuesto a seguir intentando”, dice Sebastián quien para entonces ya estaba en preparatoria y combinó sus estudios con intensas prácticas. “Fui persistente, trabajé duro y entrenaba constantemente hasta que mi entrenador me dejó competir y en mi primera competencia gané en salto de altura. Fue un momento muy especial, porque todo el trabajo y dedicación me permitieron lograr una victoria frente a mis amigos y mi familia”.

Desde entonces, el salto de altura se ha convertido en su prueba favorita, en la que ha logrado establecer récords y con la que espera algún día ganar una medalla internacional.

Pero entrenar como atleta de decatlón le exige constancia y determinación en salto de longitud, lanzamiento de peso, lanzamiento de disco, salto con pértiga y carreras de pista y con vallas, entre otras pruebas específicas.

“El decatlón no es un solo evento, son diez eventos y te pone en una situación en la que sabes que no eres el mejor en todas las pruebas, pero tienes que aprender y mejorar en aquellas que no son tu fuerte. Esta modalidad te pone a prueba, te enseña a enfrentar la adversidad y a superarte. En lo personal, me hace sentir que no sólo hago aquello en lo que soy bueno, sino que me reta a ser mejor en otras disciplinas”.

Si bien el joven sabe que su fuerte es el salto de altura, también disfruta y siente pasión por la carrera de 1500 metros planos. “No era mi evento favorito, pero te exige concentración y te llena de adrenalina. Cuando vas a la delantera y sabes que alguien se acerca, sientes esa necesidad de dar más y mantenerte al frente. Es una prueba muy emocionante, especialmente cuando llegas a la última vuelta de la pista”.

Entre sus logros destaca haber cerrado de tercero en la competencia nacional de la Amateur Athletic Union (AAU) y séptimo lugar en la clasificación menor de la USA Track & Field (USATF) en el año 2015.

Also of interest