La FIFA se impone


Angela M. Angulo | 4/22/2021, 6:14 a.m.
La FIFA se impone
INFLEXIBLE. Gianni Infantino, presidente de la FIFA, advirtió a los equipos fundadores del nonato torneo que no obedecer supondría una ruptura con las ligas y federaciones europeas, con la UEFA y con la FIFA misma. |

El 19 de abril, doce clubes de la élite del fútbol europeo y mundial (Real Madrid, Barcelona, Atlético Madrid; Juventus, AC Milán, Inter de Milán; Liverpool, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Tottenham y Arsenal) anunciaron la fundación de una Superliga, que iniciaría en agosto del 2022.

El torneo sería integrado por un total de veinte equipos y estaría dividido en dos grupos de diez. En cada grupo los equipos se enfrentarían en ruedas de todos-contra-todos en un total de dieciocho jornadas.

Los tres primeros puestos de cada grupo clasificarían a cuartos de final. Los dos restantes tendrían que jugar un play-off para definir al cuarto y quinto lugar de cada grupo. Los cuartos de final y las semifinales serían partidos de ‘ida’ y ‘vuelta’. La final sería a partido único. Todos los juegos se disputarían entre días de semana para que cada equipo pueda participar sin problemas en sus ligas locales.

El anuncio de la creación de la Superliga Europea provocó una respuesta contundente de la FIFA: No va. La desobediencia, como siempre en estos casos, sería sancionada con la cancelación de la membresía de los participantes. A esta posición se han adherido la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol, LaLiga, la Federación Inglesa de Fútbol, la Premier League, la Federación Italiana de Fútbol y la Serie A.

La idea de organizar un torneo que enfrente, en principio, a los doce clubes más ricos de Europa (y del mundo), fuera de la influencia de la FIFA, estaba condenada al fracaso. No solo por la posición intransigente de la FIFA: diversos directores técnicos y futbolistas expresaron desacuerdo con participar en un certamen independiente, ya que hacerlo generaría problemas para los clubes participantes, y por ende, para ellos.

Al cierre de esta edición, los equipos fundadores de la Superliga se reunían para decidir los beneficios o los perjuicios de continuar con la idea. Dada la alta probabilidad de perder mucho más de lo que ganarían, este torneo no llegaría a disputarse.

EL DATO

El Juzgado de lo Mercantil N° 17 de Madrid (España) prohibió a la FIFA, a la UEFA y a LaLiga española, así como a otras federaciones, que tomen medidas restrictivas en contra de los clubes fundadores de la Superliga Europea.