• 12:49 p.m., 14/12/2019

No es tan sencillo arrestar a un indocumentado


Agencias / Cortesía | 7/18/2019, midnight
No es tan sencillo arrestar a un indocumentado
REALIDAD. Detener a personas indocumentadas o sospechosas de serlo es una tarea que requiere de tiempo y de mucho trabajo, y no siempre es exitosa. Con frecuencia, para arrestar a un solo inmigrante es necesario vigilarlo durante días. |

Las amenazas de redadas masivas que tienen el objetivo de localizar, capturar y deportar a millones de indocumentados hechas por la Administración Trump son estrategias para infundir miedo en la comunidad indocumentada y para desestabilizar a las ciudades conocidas como ‘santuarios’, más que planes reales, ya que son imposibles de cumplir.

La Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), tiene un presupuesto limitado y poco espacio para detener a la gente. Y más y más agencias policiales, en especial las de las ciudades grandes, están negándose a apoyarlos, lo cual provoca que arrestar a los inmigrantes sea un proceso más lento.

Aproximadamente 11 millones de indocumentados viven en Estados Unidos, incluidas 525,000 que enfrentan órdenes de deportación y son consideradas prófugas. Dichos prófugos incluyen a 2,000 personas que llegaron recientemente como familias y son ‘blanco’ de los próximos operativos de las autoridades migratorias, junto con quienes tengan antecedentes penales o algún pendiente con la ley. Deportarlos a todos, como quiere el presidente, es inviable.

Las operaciones del ICE se enfocan en las personas que han sido declaradas culpables de delitos, lo cual deriva en el arresto de aproximadamente el 30% de los individuos buscados, más una cifra desconocida de personas que no eran objetivo de las autoridades, a las que se llama ‘colaterales’, que también son detenidas. Las operaciones del ICE contra familias enteras han sido menos que exitosas: han capturado sólo al 10% de los objetivos durante la Administración Trump.