• 10:03 p.m., 13/10/2019

Una ciudad con semi libertad


Tania Del Ángel Pich | 8/8/2019, midnight
Una ciudad con semi libertad
Una ciudad con semi libertad. |

La polémica ley estatal antiinmigrante SB4, promulgada por el Gobernador Gregg Abott en mayo del 2017, generó una respuesta inmediata de protección a la comunidad inmigrante. En junio del 2018, tras una ardua campaña impulsada por organizaciones pro inmigrantes del área como United We Dream, Proyecto Defensa Laboral y Grassroots Leadership, la Ciudad de Austin se declaró ‘ciudad de la libertad’, que tiene como objetivo primordial evitar la deportación de inmigrantes por cometer delitos menores.

Sin embargo, a un año de aprobarse la resolución del Concilio, activistas reconocen que, si bien el Departamento de Policía de Austin (APD) ha cooperado con la disposición local, queda mucho por hacer. “El propósito de esta resolución es evitar que cualquier inmigrante entre en proceso de deportación. Ha pasado un año desde que se aprobó la norma y las estadísticas muestran que la Ciudad de Austin no está cumpliendo con su compromiso de proteger a la comunidad inmigrante”, comenta para El Mundo Newspaper, Julieta Garibay, directora de United We Dream Texas, y agrega: “Nos dimos cuenta que muchos son deportados porque son detenidos por manejar sin licencia de conducir. Ese punto debía ser incluido en la nueva política a nivel de condado para evitar que nuestra gente sea deportada”.

photo

Julieta Garibay, directora de United We Dream Texas.

Un año después de la resolución municipal, el número de arrestos ha disminuido en comparación con el año pasado. Según datos del APD, los oficiales realizaron 246 arrestos por delitos no violentos entre el 1 de enero y el 31 de marzo del 2018, mientras que en el mismo periodo de tiempo este año, fueron arrestadas 105 personas, una disminución del 57% en las detenciones por delitos menores.

Sin embargo, la activista Garibay asegura que el APD no ha respetado el acuerdo, ya que parte de la política de ‘ciudad de la libertad’ es respetar cuando una persona opta por guardar silencio si es detenido por un oficial de policía. “Sabemos que muchos policías cuestionan a los detenidos por su país de origen. Contestando esa pregunta es como las personas terminan siendo enviadas a Inmigración. Es importante que los inmigrantes sepan que no tienen que contestar esa pregunta porque tienen el derecho de permanecer callados”, explica Garibay.

El próximo sábado 10 de agosto se realizará un foro abierto al público para conocer de primera mano la opinión de los afectados. “Queremos saber qué han visto, qué han experimentado; si alguno ha sido detenido, multado o arrestado; queremos saber qué preguntas les han hecho y si conocen de algún caso en el que la policía haya cuestionado por el país de origen de un detenido. También queremos informarle a la comunidad sobre qué herramientas tienen para reportar algo inapropiado”.

“Seguimos trabajando junto con las organizaciones que ayudaron a emitir la resolución municipal y con el Departamento de Policía de Austin para conocer cómo se ha implementado la norma, cómo nos aseguramos que disminuyan aún más los arrestos de quienes hayan cometido faltas menores y qué debemos hacer para lograr que la política de ‘ciudad de la libertad’ sea ciento por ciento efectiva”, concluye Garibay.

EL DATO

El foro abierto a la comunidad se realizará el sábado 10 de agosto, de 4 a 6 de la tarde, en las oficinas del Proyecto Defensa Laboral ubicado en el 5604 Manor Rd. en Austin (TX 78723).