• 11:18 p.m., 13/10/2019

La izquierda gobernará México


Pedro Albundia | 7/5/2018, midnight
La izquierda gobernará México
HITO. En su tercer intento consecutivo por alcanzar la silla presidencial, Andrés Manuel López Obrador se presentó como el candidato antisistema y ganó con más del 50% las elecciones del pasado 1 de julio. |

F ue su tercer intento electoral y lo logró. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es el presidente electo de México, la cuarta potencia económica del continente americano y la segunda de Latinoamérica, según el Banco Mundial.

La elección de AMLO es el hito histórico más importante en los últimos cien años de la Historia moderna de México: Es la primera vez que gana las elecciones un candidato de izquierda. Además, su elección terminó con un modelo de gobierno de varias décadas.

Han contribuido a que esto suceda su discurso pragmático y menos confrontacional; su tono conciliador, aunque de palabras e ideas firmes; la inexplicable pelea entre el PRI y el PAN, hermanos de credo político-económico; y, sobre todo, el hastío de la población.

EL DATO

López Obrador dice que es un superviviente: a los malos oficios de la política, a la muerte de su primera esposa y a un infarto. Hoy está casado nuevamente, tiene cuatro hijos y espera lograr el cambio que esperan millones de mexicanos.

photo

López Obrador

DEBE SABERLO

En 13 estados del país, AMLO registró más del 60% de los votos, comenzando por Tabasco, su estado natal, donde obtuvo un rotundo 81.84%. En la capital, Ciudad de México, donde fue alcalde, consiguió 56.66%. Sin embargo, en Nuevo León y en Guanajuato consiguió sus peores resultados: 33.15% y 30.55%, respectivamente.

Los retos que afronta el presidente electo son varios, aunque las prioridades son: frenar la violencia provocada por el narcotráfico; brindar garantías para la inseguridad ciudadana; acabar con la corrupción generalizada en el ámbito público y privado; lograr una productiva relación bilateral con el Gobierno estadounidense; y finalmente, buscar una solución viable y duradera a la inmigración ilegal: la que sale de México rumbo a Estados Unidos y la que llega desde Centro y Sudamérica con el mismo fin. Para tener éxito en éstos y otros asuntos, el presidente electo necesitará de la ayuda del Congreso federal y de los gobiernos estatales.

Los planos inmediatos ya fueron anunciados: cuando asuma el Gobierno central, AMLO pondrá en marcha un rescate del campo; revisará los millonarios contratos derivados de la reforma energética; decretará un gobierno austero, sin lujos ni privilegios; y recortará hasta en un 50% los sueldos de los altos funcionarios públicos. El objetivo de estos cambios es incrementar los programas sociales para reducir la pobreza en el país, que alcanza a más de 53 millones de personas. AMLO ha prometido que no defraudará a sus electores ni a su país.

Siete décadas de gobierno continuo del PRI derivaron en la elección de un candidato ‘distinto’ al sistema imperante. Pero cuando el PAN gobernó el país entre 2000 y 2012 bajo el liderazgo de Vicente Fox, el cambio de partido no alteró el rumbo de México. Fue ‘más de lo mismo’, según una gran parte de la sociedad mexicana. AMLO asumirá funciones el próximo 1 de diciembre para un mandato de seis años. Esta vez, los mexicanos esperan que la cosa sea distinta.

Also of interest