• 11:47 p.m., 20/11/2019

¡Cumple tus metas!


¿Ya te diste por vencido con tus propósitos de año nuevo? Sigue leyendo y hazlos posibles

Nayeli Gallegos | 2/11/2016, midnight
¡Cumple tus metas!

Apenas puedo creer que terminó enero y ya estamos a mediados del segundo mes del año. El común de la gente, para este momento, ya se dio por vencido en los propósitos de año nuevo que se planteó al inicio del 2016.

De hecho, estudios del Statistic Brain Research Institute exponen que sólo el 64% de los propósitos de año nuevo sobreviven el primer mes y sólo 8% de las personas en Estados Unidos cumplen sus propósitos de año nuevo.

Si eres parte del 8%, ¡te felicito! Pero si eres parte del resto, no te desalientes, la mayoría estamos en la misma situación que tú. Nunca es tarde para plantearnos metas y volver a comenzar el camino.

Nuestra vida es como si nos subiéramos a un automóvil: si no tenemos un destino al cual queremos llegar, podemos manejar hacia diferentes direcciones sin llegar a ningún lado. Sin embargo, cuando tenemos la dirección exacta a la que queremos dirigirnos, nos podemos plantear los diferentes caminos que podemos seguir para llegar a nuestro destino final.

Así que hoy te invito a tomar las llaves de tu vida y a plantearte el destino al que quieres llegar. Si tienes una meta a largo plazo, la puedes partir en objetivos a corto plazo que te puedan llevar a ese destino final.

¿Cómo podemos empezar?

  • Plantéate 2 o 3 cosas que quieras lograr en los siguientes 3 meses, teniendo en cuenta cómo van a contribuir a tu meta a largo plazo.
  • Sé especifico, asegúrate que sea algo en lo que puedas medir tu progreso y ponte una fecha límite.
  • Sé realista, mucha gente se desanima a la mitad del camino porque se proponen metas inalcanzables.
  • Escribe tus metas en tiempo presente y ponlas en un lugar visible, puede ser tu escritorio, el espejo de tu baño, en tu refrigerador, etc. Así de manera inconsciente tu cerebro estará captando la idea como un hecho y no como un propósito.

Por ejemplo si tu meta a largo plazo es ahorrar dinero para dar el enganche de un automóvil, comprar equipo para comenzar tu propio negocio o hacer un viaje con tu familia a la playa. Entonces lo primero que tienes que hacer es cuantificar la cantidad que necesitas y establecer una fecha límite. Por ejemplo: “Ahorro $3000 para finales de agosto”. Con eso en mano, te puedes plantear las siguientes metas para los primeros 3 meses:

“Abro una cuenta de ahorro y destino el 10% de mi sueldo mensual”. es una meta específica, medible, escrita en tiempo presente, y realista (suponiendo que ahorrar el 10% te llevará a tu meta de los $3000 en 7 meses).

Otro meta podría ser basada en pequeños cambios en tu estilo de vida, que puedes hacer para tener dinero disponible para ahorrar, por ejemplo: “Reduzco las salidas a comer a sólo una o dos veces por semana.”

Veamos otro ejemplo: Si tu meta a largo plazo es bajar de peso, entonces es importante ser específico: “Mi peso en diciembre es de X libras”. Con esto en mente, entonces en los primeros 3 meses puedes comenzar con metas cortas como:

“Hago 30-45 minutos de ejercicio tres veces a la semana”, dependiendo de tu actual nivel de actividad.

“Tomo agua en lugar de refresco con la comida”.

Son dos metas específicas, medibles, realizables, y escritas en tiempo presente. Pequeños cambios en tu estilo de vida que puedes lograr poco a poco. Después de los primeros tres meses, puedes agregar otra meta, como incrementar el consumo de verduras, eliminar las harinas de tu dieta, o agregar un día más de ejercicio. Si tratas de hacerlo todo desde un principio, es más probable que te des por vencido a la mitad del camino. Al realizar pequeños cambios, es más fácil que vayas cumpliendo cada meta con éxito.

No te desanimes y toma las riendas de tu vida. Nunca es tarde para volver a empezar. Cada paso que damos, por más pequeño que sea, sirve para construir nuestro propio camino.

Also of interest