• 11:47 p.m., 20/11/2019

La moda vs. los pueblos indígenas


Agencias / Cortesía | 7/4/2019, midnight
La moda vs. los pueblos indígenas
GOLPE BAJO. La marca Carolina Herrera utilizó los pájaros y gallos rodeados de árboles y hojas sueltas que caracterizan la laboriosa técnica del bordado Tenango, desatando la indignación de los artesanos de la zona. |

El director creativo de la reconocida casa de modas Carolina Herrera, el estadounidense Wes Gordon, utilizó los pájaros y gallos rodeados de árboles y hojas sueltas que caracterizan la laboriosa técnica del bordado Tenango y los diseños de otras dos comunidades mexicanas en su última colección, llamada Resort 2020.

La colección provocó la protesta del gobierno mexicano, que le pidió a Carolina Herrera una explicación sobre lo que consideró como una ‘apropiación’ de la iconografía autóctona. Gordon argumentó que la colección rinde homenaje a la riqueza de la cultura mexicana y reconoce el maravilloso y diverso trabajo artesanal del país. La explicación no es suficiente para los artesanos, que consideran que casi todos los extranjeros que han llegado a adquirir sus productos los han replicado y han ganado mucho dinero.

El uso de los diseños de comunidades indígenas en pasarelas internacionales no es nuevo. Zara, Mango, Isabel Marant y Rapsodia son otras marcas que han sido señaladas de ‘apropiarse’ los diseños de los pueblos indígenas de México, cuyos artesanos dedican cinco horas diarias para tejer en seis meses un camino de mesa, y hasta un año y medio para confeccionar un mantel de seis metros, que venden entre 65 y 250 dólares, respectivamente.

EL DATO

La Carta Internacional de Derechos Humanos reconoce la propiedad intelectual como parte de los derechos fundamentales del hombre, y la ley federal del derecho de autor de México establece que se tienen que respetar todas las obras que se consideren de arte popular o artesanal.