La tríada oscura de la personalidad


Agencias / Cortesía | 11/18/2021, midnight
La tríada oscura de la personalidad
NORMAL. Para la psicología, todos tenemos algunos rasgos oscuros de la personalidad, como el egoísmo, el rencor o la psicopatía. Estos, y otros rasgos negativos, son parte del comportamiento diario de los humanos y no nos hace malos automáticamente. El problema es dejarse llevar por estos rasgos y actuar en contra de uno mismo o del prójimo. |

En psicología existe un concepto llamado ‘la tríada oscura’ de la personalidad, conformado por rasgos que definen lo que comúnmente llamaríamos una ‘mala persona’.

El primer rasgo es el narcisismo. Las personas narcisistas tienden a centrarse en sí mismas, a fantasear con un poder ilimitado y a necesitar la admiración de los demás.

Luego está la psicopatía, es decir, la falta de empatía. Este rasgo convierte a la persona en manipuladora, poco confiable y desinteresada por los sentimientos de otras personas.

Completa la tríada el maquiavelismo, que la tienen aquellas personas con actitudes cínicas que además adoptan estrategias cuyo único fin es beneficiar sus propios intereses.

En conjunto, estos tres rasgos engloban una frialdad emocional, asociada con bajos niveles en rasgos como la simpatía, la honestidad y la humildad. Sin embargo, un equipo de psicólogos de la University of Western Ontario (Canadá), realizó un estudio que sugiere que un cuarto rasgo debería incluirse en este combo de la maldad.

Se trata del sadismo

En el lenguaje común, ser sádico es disfrutar causándole sufrimientos a los otros. Varias características del sadismo se superponen a los rasgos de la tríada, pero al mismo tiempo, según los investigadores canadienses, tiene aspectos únicos que lo hacen merecedor de estudiarlo como elemento que debe añadirse para conformar una ‘tétrada oscura’.

Para los investigadores de la escuela de psicología de la University of Liverpool, es importante estudiar estos comportamientos entre la gente común, no solo entre las personas que hayan sido diagnosticadas con un desorden de personalidad, para ver cómo estos rasgos se entrelazan con otros comportamientos.

Estos rasgos no hacen mala a la persona y solo se vuelven problemáticos en el momento en el que comienzan a interferir con su vida, o si la persona comienza a perder control de sí misma y comienza a ser dañino para las otras personas y para sí mismo.

DEBE SABERLO

Los psicólogos estudian los rasgos de la personalidad para entender cómo se entrelazan los comportamientos humanos.

EL DATO

Los expertos definen el sadismo como una tendencia a involucrarse en compor-tamientos crueles, degradantes o agresivos en busca de placer o dominación.