Ardua lucha contra el racismo y el odio


Tania Del Ángel Pich | 11/18/2021, midnight
Ardua lucha contra  el racismo y el odio
PIDEN CONGRUENCIA. La organización Mano Amiga denuncia que el Ayuntamiento de la Ciudad de San Marcos sigue sin penalizar a los extremistas por sus frases y acciones agresivas, y advierte que si no hay consecuencias, el odio seguirá creciendo en esa comunidad, haciendo peligroso el ambiente para las minorías que viven allí. |

La Ciudad de San Marcos sigue en la lucha contra el racismo y el odio a las minorías entre sus habitantes. En ese sentido, se espera que el Concejo Municipal reconozca a esa ciudad como “acogedora y respetuosa la dignidad innata de todas las personas, asegurando que no tolerará el odio, el extremismo y la intolerancia”, a través de ratificar el pacto para combatir el odio de la United States Conference of Mayors de este año, como lo hizo en 2017. Sin embargo, en San Marcos no todos piensan que se ha respetado dicho acuerdo.

San Marcos ha sido noticia nacional como consecuencia de situaciones controversiales vinculadas al odio e intolerancia contra el prójimo. “Poco después de la resolución del 2017, Naomi Narvaiz, quien fue integrantes de la Comisión de Revisión de Ética de la Ciudad de San Marcos, a través de su cuenta de Twitter, pidió la deportación de ‘todos los ilegales’. Además, Narvaiz ‘retuiteó’ un comentario que celebraba el ‘Día de la Raza’ desde una cuenta de la supremacía blanca, conocida por su participación en Charlottesville (Virginia). A diferencia de la Junta del Distrito Escolar Independiente de San Marcos, que repudió sus declaraciones por ‘odiosas e intolerantes’, el Concejo Municipal permaneció en silencio, algo que nosotros consideramos una violación al pacto”, comenta Jordan Buckley, cofundador de la organización Mano Amiga.

La denuncia va mas allá de frases y ‘tuits’ hostiles. “A pesar de las quejas en su contra, Narvaiz, a quien el Concejo se negó a disciplinar, asistió al levantamiento y ataque al Capitolio de Washington DC del pasado 6 de enero, y participó activamente en el incidente contra el autobús de los partidarios de Joe Biden, que es un acto de terrorismo político”, agrega Buckley.

El incidente al que se refiere Buckley es aquel que sucedió en octubre del año pasado (2020) en el que fanáticos de Donald Trump rodearon con camionetas el autobús en marcha de la campaña del ahora Presidente, que se dirigía de San Antonio a Austin. Buckley recuerda una terrible omisión: “Las autoridades de New Braunfels y Kyle enviaron oficiales de policía para evitar la escalada de la situación, pero San Marcos no envió a nadie, a pesar de recibir múltiples llamadas de activistas Demócratas y pasajeros de ese autobús. Por ese episodio, la Ciudad de San Marcos enfrenta una demanda federal por violar la Ley del Ku Klux Klan presentada por la exsenadora texana Wendy Davis. Lo que pedimos en Mano Amiga es que, si el Concilio de esta ciudad de verdad está comprometida en combatir el extremismo y la intolerancia, reafirme el pacto de la Conference of Mayors pero después de saber cuál es el resultado final de la demanda contra el Concejo. Evitemos campañas publicitarias para limpiar la imagen del Concilio de San Marcos”, propone Buckley y agrega: “También pedimos que el Comité de Reforma de Justicia Criminal del Concejo de la Ciudad de San Marcos abra sus puertas al público en general para escuchar lo que pasa con la Policía, ya que existen muchas acusaciones de racismo contra varios oficiales”.

EL DATO

Conozca más de Mano Amiga y su lucha a favor de la comunidad inmigrante en San Marcos visitando: manoamigasm.org

DEBE SABERLO

Mano Amiga es una organización sin fines de lucro que se formó en 2017 después de las redadas contra los inmigrantes indocumentados en el Condado Hays y otras zonas del Centro de Texas. Gracias a su activismo, San Marcos fue la primera ciudad en Texas que exige a la policía dar una citación –sin encarcelamiento– a los sospechosos de haber cometido crímenes menores.