Complicado regreso a las aulas


Agencias / Cortesía | 9/17/2020, midnight
Complicado regreso a las aulas
CONTIGENCIA. Las opiniones están divididas: hay padres que están de acuerdo con que sus hijos regresen a las clases presenciales; hay otros que no los enviarán mientras no haya una vacuna. Del lado docente: son más los maestros que piensan no arriesgarse a un probable contagio. Esta situación genera una serie de inconvenientes en escuelas de todo el país. |

Cientos de universidades y escuelas estadounidenses han hecho lo mejor que podían para adaptarse al regreso a las clases presenciales, pero la pandemia y el temor al contagio del coronavirus generan una serie de complicaciones: sea por rebrotes o por dificultades organizativas, muchas instituciones han tenido que retroceder y volver al modo virtual.

Una de las principales razones para el repliegue recae en los brotes de coronavirus entre los estudiantes como consecuencia de su participación en fiestas clandestinas que, además de generar contagios entre jóvenes, ocasionan un atraso en el plan curricular de varias universidades, como la de Michigan y la de Illinois, entre otras, que decidieron imponer cuarentenas a sus estudiantes tras el aumento de casos de contagio, con el objetivo de evitar convertirse en focos infecciosos de coronavirus.

Muchas escuelas primarias y secundarias también optaron por descartar o postergar las clases presenciales debido al incremento de casos de contagio en sus comunidades. Los profesores se encuentran asustados y abrumados. A ese dilema se agrega otro: Muchos profesores están pidiendo ser trasladados o están solicitando su jubilación por temor a ser contagiados. Esta situación genera una serie de inconvenientes en las escuelas, que a veces terminan por dictar cursos virtuales ante la falta de un maestro sustituto.

Para los padres de familia la disyuntiva no es menor: estudiantes sin mascarilla en autobuses y pasillos, clases sin ventilación y sin alternativas para cuidar a sus hijos, componen un panorama educativo imposible. El riesgo de reprobar es alto para muchos estudiantes; y para aquellos con problemas de salud previos, enfrentarse a un virus mortífero no es una opción.

EL DATO

Las comunidades de bajos ingresos, hispanos y afroamericanos, son los que mayor riesgo tienen de perder terreno educativo en esta inusual transición provocada por la pandemia.