El Gobernador cambió de opinión


Agencias / Cortesía | 6/25/2020, 8:54 p.m.
El Gobernador cambió de opinión
El Gobernador cambió de opinión |

Cuando el Estado registra poco más de 115,000 contagiados con COVID-19 y 2,192 muertos (al cierre de esta edición), el Gobernador Greg Abbott, enfatizó que el coronavirus se sigue propagando en Texas a un nivel inaceptable, destacando la importancia de asumir la responsabilidad individual para evitar la transmisión de la peste.

El Gobernador Abbott enumeró las estrategias para reducir la propagación sin tener que obligar otro cierre del Estado. La primera consiste en pedirle a todo tejano seguir disciplinadamente las prácticas sanitarias.

La segunda consiste en la aplicación de la ley mediante las autoridades apropiadas como la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas con el cierre de bares que no respeten los límites de capacidad máxima; y los condados del Estado con los cierres de ciertos parques, además de ordenar del uso de mascarillas.

La tercera y cuarta estrategia consiste en proveer más centros de diagnóstico y garantizar suficiente capacidad hospitalaria.