• 10:59 p.m., 25/11/2020

“La solución no es permitir acampar a los vagabundos en las calles”


Tania Del Ángel Pich | 7/30/2020, midnight
“La solución no es permitir acampar a los vagabundos en las calles”
REALIDAD. La coalición Save Austin Now propone cancelar la norma que permite a los indigentes acampar en los espacios públicos de la ciudad capital. Para incluir su propuesta en las boletas que se utilizarán en las elecciones de noviembre, el colectivo recolectó más firmas que las requeridas y en tiempo récord. |

Desde que la ley que permite acampar en áreas publicas de la ciudad capital entró en vigor el primero de julio del 2019, ha causado un agrio enfrentamiento entre el gobierno local y el estatal, provocando el desconcierto de los residentes.

photo

Matt Mackowiak, presidente del partido republicano del condado de Travis y fundador de la Coalición Save Austin Now.

“Actualmente, los indigentes no reciben ningún apoyo del gobierno local, los han dejando a la deriva. No están recibiendo tratamiento para superar el alcoholismo o la drogadicción ni reciben terapias para enfermedades mentales; eso no es compasivo y no es seguro ni para ellos ni para la comunidad”, señala Mackowiak.

La coalición Save Austin Now busca incluir en las boletas electorales de noviembre la petición de abolición de la ley que permite los campamentos en lugares públicos. Para lograrlo, la coalición debía recolectar veinte mil firmas: Mackowiak asegura que lograron conseguir 24,087. Actualmente, el gobierno de la Ciudad de Austin verifica las firmas conseguidas por la coalición para que su propuesta sea incluida en la votación de noviembre. La respuesta oficial sobre el tema podría conocerse antes de septiembre.

“La norma actual afecta a la comunidad de indigentes y a la ciudad. En el último año empeoró la seguridad ciudadana, la salud pública, el turismo y, en general, la imagen de Austin. Nuestra coalición busca que estas personas sean colocadas en albergues, que se construyan nuevos espacios donde puedan practicar el distanciamiento social; y la necesaria higiene con servicios de agua potable y electricidad; deseamos que sus adicciones sean tratadas y que hagan la transición hacia una vivienda fija”, explica Mackowiak.

Para Save Austin Now la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 hace urgente erradicar los campamentos de indigentes porque son focos de contagio del coronavirus. “Confiamos que la petición será incluida en las boletas electorales y que los votantes optarán por nuestra propuesta. Permitir a los indigentes acampar en las calles no es la solución a los problemas (de vivienda), por el contrario, ha sido un desastre en todos los sentidos”, asegura Mackowiak.

Respecto de los planes de inversión anunciados por la Ciudad de Austin, la coalición es escéptica. “En el 2018 gastamos 30 millones de dólares en los indigentes y ya vimos que esa comunidad creció considerablemente. ¡Ahora quieren doblar la cantidad! Desde el inicio de la pandemia, las autoridades solo han pagado por cuartos de hoteles para refugiar a los indigentes a un costo muy alto. No creo que sea mala idea gastar el dinero público para evitar que las personas se queden sin hogar, pero en este momento la cantidad de indigentes es muy grande y por eso se necesita resolver el problema de otra forma. Save Austin Now reconoce que éste es un problema muy difícil, lleno de desafíos y no tiene un fácil arreglo, pero tenemos que asegurarnos de que nuestros impuestos sean bien gastados”, finaliza Matt Mackowiak.

DEBE SABERLO

La Ciudad de Austin anunció recientemente un plan maestro para terminar con la falta de vivienda. Para ese fin destinarán más de 60 millones de dólares en el presupuesto del próximo año. De esa cantidad, 31.9 millones servirán para mitigar la crisis; 20.5 millones para evitar la proliferación de indigentes; y 8.6 millones para proporcionar acceso continuo a recursos y viviendas.

EL DATO

Un conteo de la organización ECHO realizado en enero de este año, registró en una noche a 2,255 indigentes en la ciudad capital, de los cuales 1,169 vivían en algún refugio y 1,086 dormían a la intemperie.