Derribando la brecha entre pobreza y educación superior


Tania Del Ángel Pich | 10/24/2019, midnight
Derribando la brecha entre pobreza y educación superior
PROYECCIÓN. Breakthrogh Central Texas ayudó a un total de mil setecientos dieciséis estudiantes de esta parte del Estado en el 2018 y planean servir a más de dos mil cien estudiantes el próximo año (2020) y tres mil estudiantes para el 2023. |

Aunque en la actualidad existe un mayor acceso y apoyo para que los estudiantes de secundaria puedan acceder a la educación universitaria, todavía persisten algunos obstáculos para lograrlo.

La organización sin fines de lucro Breakthrough Central Texas busca romper las brechas para que los estudiantes de bajos recursos sean los primeros en sus familias en graduarse; para ese fin, ofrecen programas de educación, consejería y apoyo a los estudiantes desde temprana edad.

photo

Rey García.

“Cada primavera, Breakthrough trabaja con doscientos ochenta nuevos estudiantes de sexto grado, comprometiéndose en ayudarlos a graduarse de la escuela secundaria, a ingresar a la universidad y a graduarse, por primera vez en la historia de sus familias”, comenta para El Mundo Newspaper, Rey García, director de programas la organización.

Según datos de Breaktrough Central Texas, casi dos tercios de los nuevos empleos en esta parte del Estado requieren de un título post secundario. Cualquiera de estos títulos aumenta las ganancias de un individuo en 75%, muy por encima de los que solo tienen el diploma de la escuela secundaria. Sin embargo, solo el ocho por ciento de los estudiantes de secundaria procedentes de comunidades de bajos ingresos obtienen un título post secundario.

Breakthrough admite estudiantes del sexto grado de los distritos escolares de Manor y Del Valle y estudiantes del séptimo grado del Distrito Escolar Independiente de Austin (AISD).

Estos estudiantes comienzan con un programa de verano de nivel secundario que se imparte en el campus de la Universidad de Texas en Austin, en la escuela episcopal de San Andrés y en los campus de escuelas ubicadas en Manor y en Del Valle.

“El programa de verano tiene una duración de ocho semanas y el principal objetivo es ayudar a los estudiantes a no atrasarse u olvidar lo aprendido durante el año escolar; también se enfoca en los estudiantes que no dominan el idioma inglés, o en aquellos que tienen problemas con alguna materia. Con este programa, todos refuerzan sus habilidades”, explica García.

Además, del programa de verano, Breakthrough cuenta con otros programas de apoyo que se imparten después de clases durante el ciclo escolar.

“Durante tres sábados del semestre, los estudiantes de secundaria se reúnen con nuestros consejeros para compartir datos: sus calificaciones, los problemas que puedan tener con algunas materias, para contestar preguntas y más. Y en los programas después de la escuela, nuestros maestros capacitados les ayudan con las tareas y les brindan consejería. A lo largo del año escolar también tenemos reuniones y un consejero está siempre disponible para ellos”, asegura García.

Breakthrough acepta solicitudes de estudiantes de sexto grado de las escuelas ubicadas en los límites del AISD, específicamente de las secundarias Martin, Méndez, Webb, O. Henry, Fulmore, Dobie, Sadler Means, Gus García, Burnet, Lamar, Bedichek y Kealing.

“Incorporamos a jóvenes de escuelas que están ubicadas en zonas de difícil acceso a la educación superior. Generalmente recibimos alrededor de seiscientas solicitudes al año para unirse a nuestro programa, de las cuales aceptamos trescientas. Actualmente contamos con dos mil estudiantes, a los que apoyamos para lograr que se gradúen de la universidad”, señala García.

Also of interest