• 12:51 p.m., 14/12/2019

Multimillonario fraude contra Medicare


Agencias / Cortesía | 10/3/2019, midnight
Multimillonario fraude contra Medicare
PÉRDIDAS. El más reciente caso de fraude masivo y multimillonario lo ha padecido Medicare y habría involucrado comisiones ilegales y sobornos pagados a médicos y profesionales de la salud por derivar a los beneficiarios de ese programa a realizarse costosas pruebas oncológicas de ADN. |

En lo que las autoridades denominan uno de los fraudes de atención médica más grandes de la historia, el Departamento de Justicia denunció que a Medicare se le facturaron fraudulentamente 2,100 millones de dólares después de que un gran número de personas mayores fueron incitadas a hacerse pruebas genéticas innecesarias para el cáncer.

El Departamento de Justicia y el Departamento de Salud y Servicios Sociales anunciaron que treinta y cinco acusados asociados con decenas de compañías de telemedicina y laboratorios de pruebas genéticas de cáncer habían sido acusados de fraude. Entre los acusados se encuentran nueve médicos. Supuestamente, todos los involucrados engañaron a beneficiarios de Medicare para que se inscribieran en pruebas genéticas innecesarias.

Las acusaciones de pruebas genéticas son un nuevo giro en el caso. Aprovechan el interés y la curiosidad en las pruebas de ADN para atraer a personas de la tercera edad, discapacitadas y otras cubiertas por programas gubernamentales para someterse a las pruebas y luego facturar al Gobierno Federal. Con frecuencia, los resultados de las pruebas no tenían valor o no se proporcionaron en absoluto, dijeron las autoridades. A menudo también se prescribían a través de una breve conversación telefónica o sin interacción médico-paciente.

El fraude representa un problema significativo para los programas de salud del Gobierno Federal. Desde 2007, un grupo de trabajo contra fraudes de Medicare ha presentado más de 1,600 casos contra casi 3,500 acusados que, supuestamente, han facturado fraudulentamente a Medicare más de 13,000 millones de dólares, según un informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Sociales del 2018.