• 10:19 a.m., 22/11/2019

La esquina que no descansa


REDACCION EL MUNDO | 10/3/2019, midnight
La esquina que no descansa
ÚNICO. No hay otro personaje como ‘The Running Man’ en la ciudad. Su vitalidad es contagiante. |

Si alguna vez cruzó la intersección de la Lamar Blvd. y la Rundberg Ln. y vio a un hombre lleno de energía corriendo, bailando y haciendo ejercicio, usted conoce a ‘The Running Man’. Lo llaman así tras hacerse conocido por correr en esa intersección durante más de una década.

photo

‘The Running Man’

A pesar de que las drogas, el crimen y la prostitución inundan esa parte de la ciudad, ‘The Running Man’ difunde un mensaje alegre y positivo. Su historia es admirable. Broderick James, su verdadero nombre, pasó un año de su vida en la cárcel, pero en lugar de rendirse tomó esa experiencia para lograr un crecimiento personal.

Los residentes del área comparten su energía vital con bocinazos y saludos cordiales. Pero no todo es amabilidad. Hay quienes lo critican acusándolo de tener problemas mentales. Broderick responde: “¿Por qué estoy aquí? Para inspirar y motivar”.

‘The Running Man’ se considera un ‘activista del entretenimiento’ y no sólo un artista de la calle. Aunque es extravagante y fuera de lo común, su baile y sus ejercicios tienen un mensaje social. El Mundo Newspaper conversó con él para conocer su historia.

– ¿Cuánto tiempo llevas haciendo esto?

– Constantemente, desde hace once años. Me gustaría decir que empecé el 2005, pero ese año entraba y salía de la cárcel. En 2008, mi psicóloga me dijo: “Si quieres salvar tu vida, si quieres evitar atentar contra tu vida otra vez, necesitas encontrar algo en que ocuparte”. Entonces oré y le dije a Dios: “Si me amas y te preocupas por mi, que un niño me diga ‘hola’ desde su ventana”. Luego, mientras corría, una niña mexicana me saludó desde su ventana. Lloré y pensé: “Dios respondió mis oraciones”.

– Cuando no está en esta intersección ¿qué hace?

– Ahora tengo la marca ‘Running Man’ funcionando. Cuando no estoy aquí impulsó la marca publicando videos en Facebook. Estoy recibiendo muchísimas solicitudes de amistad y yo convierto esas amistades en fanáticos.

Trato de conectarme con cualquier persona que desee hacer cambios positivos en nuestra comunidad. Aunque sean políticos.

– ¿Cómo se mantiene tan positivo?

– Es cuestión de balance. Uno encuentra su balance cuando no tiene nada. La razón por la que soy tan positivo es porque solía ser muy negativo. Soy optimista con la vida porque antes usaba la pistola para cosas feas. Ahora, en lugar de coger un arma, tomo la Biblia. En vez de pelear con el prójimo, vengo a esta esquina a hacer ‘boxeo de sombra’. Aprendí a tomar la negatividad, la energía mala, y usarla para algo bueno, que es ayudar la Humanidad, a la gente de mi comunidad, para hacer sonreír al prójimo, para hacer amigos.

– ¿Cuál es tu propósito en esta esquina?

– Difundir esperanza. Quiero inspirar a la gente. Lo que hago es serio, no es un juego.

– ¿Qué representa para ti esta intersección?

– Este es mi pequeño lugar (sonríe). ¡Mi patio de recreo artístico! Lo amo, hombre. Lo amo.

EL DATO

Si desea ver y escuchar las reflexiones de Broderick James, dele ‘like’ a la página www.facebook.com/ATXRunningman