Veintitrés Estados de la Unión reportan sarampión


Agencias / Cortesía | 5/16/2019, midnight
Veintitrés Estados de la Unión  reportan sarampión
CONTAGIO. Los casos reportados de sarampión están conectados con personas que no fueron vacunadas contra ese mal y que regresaban a territorio continental estadounidense desde el extranjero. |

El sarampión (measles, en inglés) es una enfermedad respiratoria que se transmite por el aire al toser y estornudar. También puede transmitirse por contacto con las secreciones de la nariz o la boca de una persona infectada.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 764 personas han contraído el virus del sarampión en veintitrés Estados de la Unión Americana: Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Michigan, Misuri, Nevada, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Pennsylvania, Texas, Tennessee y Washington. Esta es la mayor cantidad de casos documentados en el país desde la eliminación del sarampión en el 2000.

Los síntomas iniciales pueden incluir fiebre, secreción nasal, ojos rojos y lagrimosos y tos, seguido de una erupción que puede extenderse por todo el cuerpo. Si no se trata a tiempo, el sarampión también podría causar neumonía y otras complicaciones, especialmente en niños pequeños. La enfermedad también presenta serios riesgos para las mujeres embarazadas, incluido el aborto espontáneo y el parto prematuro.

Los expertos en salud pública recomiendan que los niños reciban dos dosis de la vacuna MMR, con la primera dosis comenzando a los doce meses de edad y un refuerzo entre los cuatro y los seis años de edad. Los adultos nacidos en 1957 (o después) que aún no han sido vacunados deben recibir al menos una dosis de la vacuna MMR. Ciertos adultos deben recibir dos dosis, incluidos los estudiantes universitarios, los trabajadores de la salud y las personas que viajan al extranjero con frecuencia.

EL DATO

El sarampión se puede prevenir con la combinación de la vacuna MMR, que protege también contra las paperas y la rubéola.