Enorme desafío social en Austin


Tania Del Ángel Pich | 7/25/2019, midnight
Enorme desafío social en Austin
Medida aprobada por la Ciudad de Austin permite a los indigentes vivir en espacios comunes. |

El pasado lunes 1 de julio, el Concejo de Austin acordó cambios a la ley sobre la estadía de personas sin hogar en las calles de la ciudad capital, permitiéndoles pernoctar en carpas y tiendas de campaña. El alcalde Steve Adler aseguró que dicho cambio se dio como un intento por resolver este creciente problema social: “Este es uno de los cambios (a las normas vigentes) que hacemos para brindar calidad de vida a los indigentes. Antes se gastaban miles de dólares para que los oficiales de policía retiraran a las personas de las calles, pero la manera en que afrontaron este problema no dio resultados”. Pero a tres semanas de haberse aprobado la ordenanza, es notoria la inconformidad entre los residentes de Austin.

photo

Justin Newsom.

La ley municipal vigente permite a las personas sin hogar dormir, acostarse, acampar y sentarse en zonas públicas en cualquier parte de la ciudad, pero no frente al Ayuntamiento (City Hall). Los oficiales solo podrán intervenir si los indigentes bloquean el paso de tránsito vehicular y de peatones o si se reportan casos de agresividad.

Los cambios hechos por el Concejo de Austin también han afectado a los oficiales del APD. “Estas semanas han sido desafiantes para nosotros, ya que tenemos menos capacidad de acción sobre las actividades de los indigentes. El 9-1-1 recibe quejas diarias de personas acampando o durmiendo sobre colchones en la vía pública y nosotros no podemos hacer nada”, comenta para El Mundo Newspaper, Justin Newsom, asistente del jefe de la Oficina Central de Patrullas de la Policía de Austin, y agrega: “Ahora tenemos que explicarle a los residentes que llaman para hacer una queja que la ley ha cambiado y que nosotros no podemos hacer nada al respecto”.

En la norma vigente se adoptó una definición más amplia para las ‘áreas públicas’. Ahora los indigentes pueden acampar en la acera, en la calle, en la autopista, en los parques, en cualquier estacionamiento, callejón, vía peatonal o en el área común de una escuela, de un hospital, de un complejo de apartamentos, de un edificio de oficinas y hasta en las instalaciones de transporte público, pero no pueden hacerlo en lugares y estacionamientos privados. Mendigar está permitido en áreas públicas siempre y cuando no se genere una confrontación.

photo

PANORAMA. Carpas en el cruce del IH-35 y César Chávez St. La escena se repite en gran parte de la ciudad.

photo

CÓMODOS. Indigentes se establecen en sus carpas en la vía pública.

photo

BAÑO. Orinan y defecan en las calles.

El temor de una parte de la población es que indigentes de otras ciudades cercanas lleguen a Austin debido a la permisividad de esta controvertida ordenanza. El oficial Newsom descarta la idea: “En el tiempo que tengo de oficial ningún indigente me ha comentado que llegó a Austin por sus leyes; sin embargo, no sabemos, nadie sabe, lo que pasará en el futuro, hay mucha especulación sobre el tema. Solo el tiempo dirá”. El problema es que esta crisis no tiene visos de solución y, por el contrario, parece crecer. “Hemos notado un incremento de campamentos de indigentes en el centro de Austin; no son indigentes de otras ciudades o Estados, son personas que ya vivían en la ciudad, escondidas, pero que decidieron salir de las sombras a vivir en plena calle porque ahora se les permite hacerlo”.

Also of interest