• 11:48 p.m., 20/11/2019

Las millonarias multas del ICE


Agencias / Cortesía | 7/11/2019, midnight
Las millonarias multas del ICE
FRÁGIL CONDICIÓN. La iglesia St. Andrew’s Presbyterian, al norte de Austin, es el escondite la guatemalteca indocumentada, Hilda Ramírez, que vive allí junto a su hijo con miedo a ser deportada a su país natal, de dónde huyó por la discriminación que sufren las mujeres indígenas como ella. |

Decenas de inmigrantes indocumentados en todo el país, que viven en instalaciones religiosas para evitar su deportación, recibieron notificaciones en las que se les comunica que le deben al Gobierno Federal casi medio millón de dólares por no haber abandonado el país voluntariamente pese a tener una orden de deportación.

Las cartas enviadas sorprendieron a los pastores y activistas de inmigración porque los santuarios, así como los hospitales y las escuelas, habían sido excluidos de las redadas.

Los funcionarios de ICE aducen que esa agencia federal está facultada para imponer multas civiles de hasta 799 dólares por día a los inmigrantes que han recibido la orden de abandonar el país o que no han cumplido con esa instrucción.

“ICE se compromete a utilizar varios métodos de cumplimiento de las órdenes de deportación, incluido el arresto; la detención; el monitoreo tecnológico y las sanciones económicas para hacer cumplir las leyes migratorias y mantener la integridad de las órdenes legales emitidas por los jueces”, advirtió Carol Danko, vocera de la agencia. El ICE comenzó a emitir esas notificaciones en diciembre pasado.

Los inmigrantes indocumentados tienen treinta días para responder las cartas del ICE. Abogados y activistas en siete Estados de la Unión, incluido Texas, batallan por dar una respuesta coordinada a esta nueva estrategia de intimidación de la agencia federal, además de trabajar arduamente para confirmar cuántos otros inmigrantes que viven en sedes religiosas recibieron estas cartas.

DEBE SABERLO

Estas multas serían una estrategia gubernamental para atacar los sistemas de apoyo a los inmigrantes.

EL DATO

Hilda Ramírez Méndez, refugiada en la St. Andrew’s Presbyterian Church de Austin desde hace cuatro años, también recibió una carta del ICE informándole de su orden final de deportación y que se le impondría una multa de 303,620 dólares si no la acataba.