Investigarán al APD por uso de lenguaje racista y discriminatorio


Tania Del Ángel Pich | 12/12/2019, midnight
Investigarán al APD por uso de lenguaje racista y discriminatorio
ESCRUTINIO. Activistas de Grassroot Leadership y otras organizaciones locales, la concejal Natasha Harper-Madison y el alcalde Steve Adler aseguraron que seguirán de cerca la investigación contra altos oficiales del APD. |

El Departamento de Policía de Austin (APD) está bajo la lupa como consecuencia de acusaciones anónimas por un supuesto uso de lenguaje racista y discriminatorio contra la comunidad afroamericana y otras minorías. El pasado 5 de diciembre, el Concejo de la Ciudad de Austin votó unánimemente a favor de una resolución que autoriza a una identidad independiente investigar a fondo la conducta de oficiales de alto rango del APD.

Las acusaciones anónimas se realizaron el pasado 30 de octubre específicamente contra del asistente del jefe de policía, Justin Newsom, asegurando que en diferentes ocasiones el oficial se refería a la comunidad afroamericana con la palabra ‘niggers’, que es sumamente despectiva en inglés.

Un día después, el 31 de octubre, el oficial Newsom se jubiló repentinamente, algo que causó asombro y descontento entre los integrantes del Concejo y de activistas porque el controvertido oficial tendría derecho a recibir una considerable pensión a pesar de su cuestionable conducta.

photo

Alicia Torres.

“El actual jefe de policía, Brian Manley, estaba al tanto de los comentarios despectivos de Newsom y no lo sancionó, dejó que se jubilara con una alta compensación económica. El oficial Newsom usó la palabra insultante para referirse a los afroamericanos en repetidas ocasiones en diferentes medios de comunicación y en conversaciones con otros oficiales. Manley aceptó mantener en secreto estas agresiones”, denuncia Alicia Torres, representante de la organización Grassroots Leadership, y agrega: “Recordemos que Manley también optó por apoyar al subdirector Troy Gay, que obligó a un miembro de su familia a recibir ‘terapia de conversión homosexual’ cristiana. Aunque (la homosexualidad) no es ilegal en Texas, preocupa que Troy Gay obligue a un familiar suyo a recibir terapia porque nos hace pensar cuál será su verdadera postura en su trato a la comunidad LGBT”.

La resolución que permitirá la investigación de este lamentable episodio fue anunciada por Natasha Harper-Madison, integrante del Concejo, Distrito 1, y tiene tres objetivos principales: 1) que se haga una investigación sobre todas las comunicaciones de los involucrados, incluyendo redes sociales, en busca de comentarios racistas y homofóbicos; 2) que se suspendan los fondos para el entrenamiento de los nuevos cadetes hasta que concluyan las investigaciones; y 3) que se revise el material y el procedimiento de entrenamiento que los cadetes reciben para asegurar que el lenguaje despectivo no sea parte de la cultura policial.

No es el único caso

Otro caso de mala conducta salió a la luz en días recientes. La asistente del jefe de policía, Jennifer Stephenson, fue acusada de haber realizado comentarios racistas y discriminatorios contra la comunidad hispana hace ocho años sin recibir penalidad alguna.

Según la denuncia, la oficial Stephenson era sargento en una unidad de narcóticos en la Subestación Este entre el 2011 y 2012. Durante esa misma época, el detective Ricardo Pelayo fue asignado a esta unidad y Arturo Acevedo se desempeñaba como jefe del APD.

En alguna ocasión, la oficial Stephenson se habría dirigido al detective Pelayo, frente a otros colegas del mismo rango, con las siguientes palabras: “El jefe (Acevedo) abandonó los estándares de reclutamiento del APD; ahora su gente (los hispanos) podrá conseguir un trabajo en el Departamento ya que la universidad no es un requisito”. Además, la oficial Stephenson habría hecho constantes comentarios degradantes respecto del desempeño laboral del detective Pelayo.

“Conforme avance la investigación, nuevos casos de racismo saldrán a la luz pública. La Policía de Austin tiene problemas de racismo: usan la fuerza bruta al arrestar a ciudadanos afroamericanos. Esperamos que los resultados de esta investigación obliguen a los integrantes del Concejo de la Ciudad de Austin a aprobar normas que regulen estas conductas y que consideren estos hechos al momento de destinar el presupuesto del ADP, porque de todos los Departamentos de Policía del Centro de Texas, ellos son lo que más dinero reciben. La solución no es compensar con dinero el mal comportamiento”, concluye Alicia Torres.

DEBE SABERLO

El oficial Justin Newson trabajó para el Departamento de Policía de Austin durante veintitrés años y recientemente fue el encargado de supervisar los casos relacionados a los indigentes de la ciudad capital.

EL DATO

El 23 de enero del 2020 el gerente de la Ciudad de Austin, Spencer Cronk, determinará qué entidad y qué metodología se utilizará en la investigación al APD. Se espera que la indagación concluya en junio del próximo año.