Señales de que es momento de renunciar a tu trabajo


REDACCION EL MUNDO | 8/1/2019, midnight
Señales de que es momento de renunciar a tu trabajo
PAZ MENTAL. Cuando no le encuentra sentido ir a trabajar, es momento de dejar ese trabajo. |

Pasar gran parte del día cumpliendo labores para la empresa, organización o entidad pública o privada convierte al trabajo en la actividad más importante de tu vida. Invertir el tiempo así debería tener una prestación igual de importante, ya sea a través del desarrollo profesional o de un pago acorde a los sacrificios diarios.

Pero si el ambiente laboral se torna contrario a los intereses de la persona, quizá la hora de abandonar la empresa ha llegado. Antes de decidir por un cambio, fíjese si se le presentaron las siguientes señales.

Sin ganas. Si todos los días llega a su casa sintiendo que ha trabajado sin lograr un propósito; ha perdido la esencia de ir a laborar. Como persona uno quiere sentir que forma parte de algo grande, pero si no siente eso, renuncie ya.

Ignoran o se burlan de sus opiniones. Si siente que su jefe o empresa no quiere escuchar sus propuestas, y si las hace se burla de ellas haciéndolo sentir que son imposible de implementarlas; es el momento de valorarse y retirarse de la empresa.

No puedes hacer otra cosa. La monotonía lo ha llevado a pensar que no puede hacer otra cosa a la que ya estaba acostumbrado en su centro laboral. No crea que la rutina es lo mejor para una persona: tarde o temprano terminará por odiar ese puesto.

No ves futuro en la empresa. Por más esfuerzo que haga, si siente que no escalará más en su organización, busque un lugar donde sí valorarán su esfuerzo y conocimientos.

Cero emoción. Aunque no todo es color de rosa en un centro laboral, siempre habrá cosas buenas que destacar. Si a pesar de ello, ya no le encuentra emoción y sentido ir a trabajar, llegó el momento de decirle adiós.

No le agradecen su esfuerzo. Si pone todo su esfuerzo para alcanzar los objetivos en el trabajo y logra lo que se habían propuesto, lo mínimo que pide es que le agradezcan por su esfuerzo; si no lo hacen, sentirá que nadie valora su trabajo

Críticas en público. Si bien, todos queremos una retroalimentación de nuestro trabajo para seguir creciendo o corrigiendo errores, lo mejor es que si nos la dan sea en privado.