Enfermedad paralizante provoca preocupación


Agencias / Cortesía | 4/4/2019, midnight
Enfermedad paralizante provoca preocupación
MIELITIS FLACIDA. Aunque han surgido casos en otros países como Canadá, Francia, Gran Bretaña y Noruega, la magnitud en Estados Unidos es la más pronunciada. |

Las autoridades de salud están alarmadas por la creciente incidencia de una enfermedad que comienza como una gripe y desemboca en una parálisis motriz. La mielitis flácida aguda afectó a por lo menos 228 personas en Estados Unidos el año pasado.

Aunque la preocupación existe, las autoridades descartan que la enfermedad llegue a tener un alcance tan amplio como el polio, que afectó a decenas de miles de niños en este país antes de que se inventara la vacuna con el antídoto en la década de los cincuentas.

Los especialistas advierten que no se debe subestimar la mielitis flácida pensando que la padecerán pocas personas en los próximos años. Más de 550 estadounidenses han contraído la dolencia en lo que va de esta década, siendo de 32 años el de mayor edad; y más del 90% eran niños, en su mayoría de 4, 5 o 6 años. La tendencia es creciente.

Por lo general, la víctima de mielitis flácida sufre primero síntomas parecidos al resfriado, con fiebre, y cuando parece recuperarse, súbitamente empieza a sufrir la parálisis de alguna extremidad. En algunos casos comienza con algo pequeño: no se le mueve un pulgar, pero hay casos en los que el enfermo pierde la habilidad de comer o de respirar.

Muchas familias dicen que sus hijos pudieron recuperar la movilidad al menos parcialmente, pero son escasos los testimonios de una recuperación total. Las autoridades de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) no cuentan con cifras exactas de cuántas personas se recuperaron total o parcialmente, o que no se recuperaron en absoluto; tampoco tienen cifras de defunciones, pero aseguran que son inusuales las muertes por mielitis flácida.

EL DATO

Los médicos han probado una gran variedad de tratamientos (esteroides, medicamentos antivirales, antibióticos, depuración sanguínea) no hay pruebas inequívocas de que funcionen contra la mielitis flácida.