• 11:22 p.m., 13/12/2018

Proteja su identidad


Agencias / Cortesía | 9/20/2018, midnight
Proteja su identidad
CÁNCER SOCIAL. El robo de identidad es un delito en el que se utiliza la identidad de la víctima para lograr beneficios financieros (adquirir una tarjeta de crédito, por ejemplo) u obtener préstamos con el nombre de la persona afectada como titular. |

Toda persona que no sea indocumentada en este país debe cuidar su tarjeta del Seguro Social, y sus tarjetas de crédito, su número de cuenta bancaria y cualquier otra información personal a fin de que no le roben su identidad, evitando también que sus deudas crezcan y su puntuación crediticia se arruine.

EL DATO

En 1998, el Congreso de la Unión aprobó la Ley para la Disuasión de la Subrogación y del Robo de Identidad, también conocido como fraude de identidad. Desde entonces es un delito federal.

DÓNDE

Texas es el cuarto Estado de la Unión con más reclamos de robo de identidad.

El robo de identidad es un delito grave y frecuente en este país. De acuerdo con el Departamento de Justicia, la ley es clara: “La ley prohíbe la transferencia o utilización, a sabiendas y sin contar con la facultad legal, de un medio de identificación de otra persona, con la intención de cometer, o de ayudar, o de alentar a otro, cualquier actividad ilegal que constituya una violación de la ley Federal, o que constituya una felonía de acuerdo a la ley estatal o local”.

El delito consiste en que alguien obtenga la información personal de otro y la utilice para obtener una ganancia económica. El FBI, el Servicio Postal y el Servicio Secreto son las dependencias federales responsables de investigar las acusaciones sobre robo de identidad si éstos son masivos y el dinero involucrado es cuantioso. Los casos individuales son investigados por las dependencias estatales. Tras las investigaciones, el Departamento de Justicia es responsable de procesar cualquier reclamo de robo de identidad que conduzca al arresto del usurpador.

Si una persona resulta convicta de un delito federal de robo de identidad, entonces, en la mayoría de los casos, el delito tiene asignada una sentencia de 15 años en prisión, una multa y, la confiscación de cualquier propiedad utilizada o que se tenía intención de utilizar para cometer el delito.

Muchas víctimas del robo de identidad gastan grandes cantidades de dinero y tiempo para probar que ellas no cometieron el delito y restaurar su reputación. De acuerdo con Crime Stoppers, el promedio de pérdida monetaria que sufren las víctimas como resultado de este tipo de robo bordea los 5,000 dólares, para un volumen total de alrededor de 18,000 millones de dólares en pérdidas financieras anuales en todo el país. Y pesar de todo el gasto, el daño no siempre puede ser reparado del todo.

Recuerde que solo un abogado calificado en robo de identidad puede atender con acierto sus necesidades legales particulares, explicarle el funcionamiento de la ley y representarlo en la Corte.

Si usted ha sido víctima de robo de identidad, o conoce a alguien que haya padecido ese problema, denúncielo de inmediato por esta página web:

www.identitytheft.gov.

Utilice la opción ‘Español’ (ubicada en la esquina superior derecha) si no entiende el Inglés. Aquí también debe denunciar los intentos de estafa telefónica que reciba usted o algún ser querido.