Sugerencias para emprendedores


REDACCION EL MUNDO | 10/4/2018, 1:25 p.m.
Sugerencias para emprendedores
Sugerencias para emprendedores. |

Quienes empiezan una empresa, tienden a trabajar ‘todo el día’ aunque eso no siempre signifique trabajar de manera inteligente. Iniciar las actividades de un negocio propio implica, involuntariamente, cometer errores. Y las equivocaciones tienen distintas consecuencias, siendo las peores aquellas que golpean finacieramente a la empresa. ¿Se pueden evitar los errores? Sí se puede. Aquí algunas sugerencias.

Si tu startup tiene éxito al inicio, es normal querer que siga creciendo, tanto, que planeamos mudarnos a un local más grande en el corto plazo, contratando más gente, invirtiendo más en marketing, etcétera; pero hay una gran diferencia entre crecer rápido y crecer de manera inteligente.

Crecer precipitadamente puede hacer que no tengas la capacidad de cumplir con las demandas de tus clientes porque te enfrentarás a gastos que no podrás pagar. Según la Federal Trade Commission (FTC) el crecimiento precipitado causa el fracaso de más de la mitad de las startups, por lo que es recomendable no forzar su desarrollo. Lo mejor es fortalecer las bases de la compañía para que ésta pueda crecer de manera inteligente.

Para crecer, además de la paciencia y la constancia, se necesita del marketing. Muchos emprendedores creen que el crecimiento se dará de forma natural. Asumen que los clientes descubrirán su negocio por sí mismos pero no es así. Hasta la mejor idea de negocio puede fracasar sin el marketing adecuado que la promocione. Es cierto que una compañía naciente no debe invertir todo lo que tiene en marketing, pero tampoco se puede dar el lujo de no invertir en esto.

Crecer también significa que no puedes solo contratar a la gente correcta, sino que debes tratarlos bien. Tienes que hacerlo para que colaboren contigo a largo plazo. Hay estudios que han demostrado que la rotación de personal le puede costar a la empresa hasta dos veces lo que le paga al empleado en cuestión. Una alta rotación de personal es un gran riesgo para las compañías. Para evitarlo tienes que darle a tus empleados oportunidades de crecer y de ser líderes.

Para conseguir más financiamiento y sostener el crecimiento de su compañía, muchos emprendedores se enfocan en hacer grandes presentaciones de Powerpoint y planes de negocios que no suelen dar resultados. Un emprendedor debe demostrar a las instituciones financieras que los consumidores pagarán por la viabilidad de su negocio, por lo que ofrecen, y no sólo por la idea. Tener un demo o un prototipo es mucho más poderoso, y no tiene que ser perfecto, solo tiene que ser lo suficientemente bueno para que los inversionistas puedan entender lo que estás proponiendo. Los emprendedores inteligentes se atreven a romper esquemas cuando los demás se sienten bloqueados. Y aunque los malos emprendedores pueden tomar un ‘no’ como señal de que es momento de ‘tirar la toalla’, los grandes emprendedores reconocen el valor de un ‘no’ como retroalimentación. Obtener un ‘no’ de un inversionista no significa que jamás te financiará, por el contrario, es una señal de que necesitas reconsiderar tu propuesta (producto o servicio) y darle valor. Solo así se construye el camino al éxito.