• 12:49 p.m., 17/12/2018

Restaure su casa sin costo


REDACCION EL MUNDO | 6/7/2018, midnight
Restaure su casa sin costo
Agradecida. La señora Ashley Briones muestra parte de la remodelación de su casa, que hizo Meals on Wheels. |

Lo que parecía una típica celebración de Thanksgiving tuvo un giro inesperado para la familia Briones: Jesús Andrés, uno de los seis hijos de Ashley, empezó a sentir dolores inusuales.

Sin saber cuál era la causa del dolor, fue al doctor buscando una respuesta. El 26 de diciembre del 2015, con solo 15 años, los médicos encontraron un tumor en su cuerpo y fue diagnosticado con cáncer de hueso.

EL DATO

La línea directa para el programa de reparación de casas es (512) 628-8171. También puede visitar www.mealsonwheels...

De la noche a la mañana la vida de Andrés cambió. La noticia puso ‘en pausa’ la vida de la familia, incluyendo los proyectos de reparación de la casa que estaban pensando hacer. El enfoque general, en ese momento, fue hacer lo necesario para mejorar la salud de Andrés y que el proceso de la quimioterapia fuera lo mas cómodo posible para él.

Andrés es aficionado a los deportes y disfruta mucho de las actividades al aire libre, pero debido a su tratamiento no podía estar bajo el sol. Fue por esa razón que, después de los primeros cinco meses de quimioterapia, su familia decide construir un porche para que él pudiera jugar afuera sin peligro de insolación.

“No queríamos que estuviera encerrado en la casa; suficiente era estar enclaustrado en el hospital, así que construimos el porche para que jugara con la pelota”, nos cuenta Ashley. Lastimosamente, la persona que contrataron para ese proyecto hizo un mal trabajo y el porche se vino abajo. El contratista regreso a la casa de los Briones para reconstruir el porche pero nunca terminó el trabajo.

El tiempo pasaba y los gastos de la terapia subían. Los problemas de la casa empeoraban, perjudicando la salud de la familia. Uno de los principales problemas en la casa era el moho escondido en las paredes y el baño.

En la época de calor, las ventanas y paredes tenían hoyos que permitían que el aire caliente de la calle ingresara a la casa. Esto afectó las tarifas de electricidad ya que el uso de aire acondicionado elevó el recibo hasta los 550 dólares mensuales.

La familia pasaba por un momento difícil ya que el presupuesto que tenían lo utilizaban para el tratamiento del cáncer de Andrés, por lo que no quedaba mucho para arreglar la casa. La tensión provocada por la situación económica en el hogar estaba afectando el matrimonio de los Briones.

“Fueron muchos meses de desvelos en el hospital sin saber qué pasaría”, dice Ashley y agrega: “No sabíamos si íbamos a poder quedarnos en casa, si la íbamos componer o nos íbamos a tener que cambiar”.

En un campamento de Candle Lighters, una persona le comentó a Ashley sobre Meals on Wheels y sobre el programa de gratuito de reparación de casas. Inicialmente, Ashley no pensó que fuera posible. “Me tardé casi tres meses en llenar los papeles porque yo no quería ayuda; pensé que podíamos hacerlo nosotros solos; además, tenía la gran duda de que sea verdad que nos ayudarían gratis, sin nosotros hacer nada, y menos porque somos hispanos”, confiesa Ashley.