Estafadores tienen en la mira a los usuarios del Austin Energy


Tania Del Ángel Pich | 2/15/2018, 10:53 a.m.
Estafadores tienen en la mira a los usuarios del Austin Energy
fraude. La mayoría de víctimas son de origen latino y personas de la tercera edad. Los estafadores se hacen pasar por representantes del Austin Energy. |

Decenas de clientes de esta compañía aseguran haber sido víctimas de estafas telefónicas en las que los amenazan con interrumpir el servicio a cambio de dinero

Austin Energy, la compañía que administra la facturación de servicios públicos (agua, desagüe, electricidad y otros servicios) de la ciudad de Austin, informó haber recibido más de cincuenta quejas de clientes que aseguran haber recibido llamadas telefónicas de los representantes de esa oficina de servicios públicos exigiendo el pago inmediato (en media hora) de su factura de servicios públicos, de lo contrario, interrumpirían el servicio. Los estafadores solicitaron información de cualquier tarjeta de crédito, de alguna cuenta bancaria y hasta de una tarjeta de regalo prepagada para realizar el pago.

“Los estafadores están llamando por teléfono a nuestros clientes haciéndose pasar por representantes del Austin Energy. Los amenazan con cortar el servicio si no pagan una cantidad determinada. En muchas ocasiones, el cliente que recibe la llamada ve en la pantalla de su teléfono móvil el número de nuestro centro de servicios, y como hablan de una manera tan ‘profesional’, los clientes caen en la trampa. Nos estamos enfrentando a estafadores muy astutos e innovadores”, comenta para el Mundo Newspaper, Luis Rivas, portavoz del Austin Energy.

El modus operandi

En la mayoría de los casos registrados, los estafadores piden a sus víctimas comprar una tarjeta prepagada con la cantidad estipulada en tiendas como Walgreens o los supermercados de H-E-B®.

Una vez adquirida la tarjeta, las potenciales víctimas tienen que regresar la llamada para entregar el número de ésta. En ese momento, el estafador recibe el bono y el cliente pierde su dinero. “En muchas ocasiones, los clientes nos llaman para corroborar si su pago ha sido recibido y para asegurarse que su servicio no será cancelado. Cuando entramos a la cuenta y vemos que no hay ningún pago reciente, preguntamos sobre la forma en que realizaron el pago y así es como nos damos cuenta que el cliente ha sido victima de una estafa”, explica Rivas.

Las víctimas usuales

El representante del Austin Energy asegura que la mayoría de las víctimas de este fraude son de origen latino y también las personas de la tercera edad.

Según los casos registrados, la cantidad promedio que las víctimas han pagado a los estafadores es 300 dólares. “Quiero dejar en claro que el Centro de Atención al Cliente de los Servicios Públicos de la Ciudad de Austin no llama a los clientes con fechas límite en sus cuentas, y no solicita información de tarjetas de crédito ni pide transferencias por teléfono. La única manera de contactar a nuestros clientes es enviándoles una notificación a través del correo. Se envía un aviso de retraso del pago, si no se recibe el pago, se envía una advertencia, igualmente por correo, y finalmente se deja otra advertencia en la puerta de su domicilio. Nunca los contactamos por teléfono ni tampoco tocamos a la puerta”, advierte.

Los clientes del Austin Energy que deseen realizar el pago de sus facturas de servicios públicos con tarjeta de crédito pueden hacerlo en www.coautilities.com o llamando al 800-959-7063, que conecta al cliente con el servicio de pago de servicios públicos automatizados de la Ciudad de Austin (Bill Matriz) para hacer un pago a través de tarjeta de crédito, débito o cheque electrónico. Los representantes del servicio al cliente solo proveerán información por vía telefónica, pero no solicitarán el número de la tarjeta de crédito del cliente para aceptar el pago.