• 12:50 a.m., 22/10/2018

No más ‘catch and release’


Agencias / Cortesía | 4/12/2018, midnight
No más ‘catch and release’
PRESIÓN CONSTANTE. La Administración Trump no cesa en su intento por acabar con el flujo migratorio de indocumentados. |

Según datos oficiales, la llegada de indocumentados a la frontera sur se triplicó en marzo pasado (50,308) en comparación con marzo del 2017, dato que habría provocado el endurecimiento de la política migratoria. Ante el repunte de las cifras, la Administración Trump intensificó sus esfuerzos para tratar de controlar la inmigración ilegal.

El primer paso fue hacer efectivo y notorio el refuerzo de la seguridad fronteriza. El nuevo embate del Gobierno Federal contra la inmigración indocumentada se enfoca, especialmente, contra aquellos extranjeros que están intentando ingresar por la línea de frontera con México.

EL DATO

Donald Trump ha dicho que utilizará a las Fuerzas Armadas en la frontera sur hasta que se logren avances en su propuesta del muro fronterizo (tema atascado en el Congreso de la Unión).

DEBE SABERLO

Los 4,000 elementos de la Guardia Nacional que vigilarán la frontera sur recibirán sus pagos con dinero del Pentágono hasta finales de septiembre.

Además, Donald Trump ordenó agilizar el fin del programa ‘catch and release’ (atrapar y liberar), que permitía dejar en libertad a los indocumentados (que no eran considerados un ‘peligro inminente’) detenidos cuando intentaban cruzar la frontera. En este punto, las autoridades se enfocan en los inmigrantes irregulares de Centroamérica, también en los inmigrantes no mexicanos o canadienses, y en las mujeres y niños que no pueden ser expulsados del país de forma expedita.

Militares en la frontera

La semana pasada, el presidente Trump anuncio su deseo de colocar 4,000 efectivos en la frontera con México. De inmediato, el Gobierno Federal anunció que desplegará 1,600 soldados de la Guardia Nacional en esa región del país.

La Guardia Nacional es un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas bajo control de los Estados, por lo que su despliegue depende de los gobernadores. Y los gobernadores Republicanos de tres Estados fronterizos clave respaldaron las acciones del presidente.

Greg Abbott (Texas) dijo que añadiría 300 soldados por semana a los 250 miembros de la Guardia Nacional (cuyo emplazamiento fue anunciado el pasado 6 de abril) hasta que la cifra total llegue a mil. Doug Ducey (Arizona) envió 225 miembros de la Guardia Nacional de ese estado para apoyar la idea de la Administración Trump de militarizar el límite territorial con cuatro mil soldados. Susana Martinez (Nuevo México) dijo que más de 80 elementos serían enviados en los próximos días. Serán los primeros de un contingente que se prevé estará formado por 250 miembros de la Guardia Nacional de esa entidad.

Ofensiva total

Parte de la estrategia del Gobierno Federal para combatir la inmigración indocumentada es presentar un informe de todas las medidas que se están aplicando actualmente para expulsar del país a los inmigrantes indocumentados y las medidas diplomáticas que se toman contra países que se niegan a recibir a sus connacionales deportados.

A esto se sumaría la idea de extender a nivel nacional el modelo de deportaciones expeditas que fue establecido en 1996 y que permite expulsar a inmigrantes indocumentados que se encuentran dentro de las 100 millas de la frontera aérea y terrestre del país, en una disposición que afecta en gran medida a los mexicanos que son arrestados al ingresar al país. Desde que llegó al poder, Donald Trump contempla la expansión de este programa como parte de la estrategia general para reforzar la seguridad en la frontera con México.

Finalmente, el Departamento de Defensa indicó que la Guardia Nacional no efectuará labores policiales ni interactuará con los inmigrantes irregulares ni con otras personas detenidas en la frontera con México sin la aprobación de James Mattis, secretario de esa oficina federal que advirtió a través de un comunicado que la portación de armas estará limitada a las circunstancias que puedan requerir ‘defensa propia’.

Also of interest