• 11:37 p.m., 20/10/2017

Operativos del ICE golpearon a la economía local


Tania Del Ángel Pich | 3/2/2017, midnight
Operativos del ICE  golpearon a la economía local
Redadas |

No es un mito que la población inmigrante hace un aporte importante a la economía de este país. No sólo trabajan, también son propietarios de pequeños y grandes negocios, son consumidores y pagan impuestos. En este grupo que hace grande a esta Nación, también destacan los indocumentados.

Sin embargo, después del reciente endurecimiento de las políticas migratorias ordenado por Donald Trump, y de las acciones realizadas por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en esta parte de Texas, muchos inmigrantes indocumentados lo piensan dos veces antes de salir a la calle por miedo a ser detenidos. Esas medidas drásticas han impactado a la economía de varios negocios del área.

Amador Juárez, propietario de la popular panadería y restaurante ‘La Juárez’, que cuenta con 25 años de servicio en Round Rock, asegura que su negocio está siendo afectado debido al terror que han generado los recientes operativos del ICE en el área. ‘Hemos notado que clientes de hace muchos años ya no han venido en las últimas semanas, especialmente aquellos que venían muy temprano por la mañana, antes del trabajo, y aquellos que pasaban por el pan o a cenar entre las 5 y 8 de la noche. Hemos preguntado a negocios aledaños si ellos también han sentido alguna diferencia y nos dicen que sí han percibido una baja de clientes”.

En el supermercado ‘La Michoacana’, ubicado a unos pasos del restaurante ‘Juárez’, dicen no sentir la reducción de clientes en la sucursal de Round Rock, pero definitivamente sí lo han sentido en la tienda ubicada en la intersección de Lamar Blvd. y Rundberg Ln., al norte de Austin. “Aquí en Round Rock hemos estado estables con las ventas, los meses de enero y febrero son siempre tranquilos. Por el contrario, la tienda localizada en Austin, al norte de la calle Lamar, si ha registrado una baja de clientes desde que hubo detenciones por agentes del ICE en esa área’, comenta Marco Cárdenas, gerente de ‘La Michoacana’ en Round Rock.

Por su parte, Alondra P., originaria de México pero residente de Pflugerville desde hace más de 15 años, dice que ella y su familia ya no pueden salir a la calle como antes. Aunque tiene la ciudadanía americana, su esposo no ha podido obtener los ‘papeles’ y se encuentra en el país como indocumentado. ‘Quisiera poder salir como antes a cenar los fines de semana pero ahora tenemos miedo que vayan a detener a mi marido en la calle y que lo vayan a deportar. Por donde vivo, los restaurantes y las tiendas se encuentran casi vacíos. Tenemos miedo de salir’.

Emmanuel Loo, empresario latino y expresidente de la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM), dice que cuenta con tres negocios, uno es de servicio a los hispanos (envío de remesas, cambios de cheques, declaración de impuestos, entre otros servicios); otro negocio se encarga de proveer tarjetas de débito y crédito y su tercera empresa es una agencia de mercadotecnia y publicidad. ‘En el negocio de envíos de remesas hemos percatado un alza, debido a que la gente está asustada de que en un futuro cercano se cobre un impuesto más alto y por eso están enviando la mayor cantidad posible de dinero. Respecto de la oficina de declaración de impuestos, hemos notado que los inmigrantes indocumentados no quieren hacer su declaración por temor a proveer toda su información, así creen que evitan estar en el sistema. Lo que estamos haciendo es tratar de educar a la comunidad, explicándoles que el ICE y la oficina de impuestos son dos entidades diferentes que no comparten información’.

Estos casos se repiten en diversos establecimientos del Centro de Texas y la situación podría agudizarse si se registran nuevos operativos del ICE en la ciudad.

Also of interest