• 12:09 a.m., 18/11/2019

Alarmante aumento de las estafas con las citas ‘en línea’


Los estafadores tratan de convencer a la víctima con historias dramáticas

1/26/2017, midnight
Alarmante aumento de las estafas con las citas ‘en línea’

Es una estafa antigua. Un impostor se hace pasar por un pretendiente, seduce a la víctima hasta enamorarla y luego saquea sus finanzas.

Estafas Románticas

◗  Los ‘cibecriminales’ que cometen estafas románticas rastrean perfiles y reúnen información como nivel de ingresos y estilo de vida, con el fin de manipular a sus víctimas.

◗  La policía puede investigar y ayudar a proporcionar apoyo, pero a menudo no puede recuperar el dinero.

◗  Es muy sencillo para los estafadores cubrir sus huellas mediante el enmascaramiento de direcciones IP y el uso de números de teléfono no registrados.

◗  Nunca hay que enviar dinero a alguien que uno no conoce.

◗  Hay que pensar dos veces antes de publicar información personal que podría usarse para la manipulación o el soborno.

En la era anterior al Internet, los estafadores románticos encontraban a sus víctimas en las últimas páginas de las revistas, en esos avisos personales engañosos que atrapaban corazones solitarios y vulnerables. Pero no era una estafa muy común, ya que requería mucho tiempo y trabajo para realizarla con frecuencia.

Pero eso cambió. La tecnología simplificó la comunicación, poniendo a disposición de los estafadores poderosas herramientas para el engaño y una gran cantidad de potenciales víctimas. Los servicios de citas ‘en línea’ aparecieron a mediados de los noventas y actualmente constituyen un negocio multimillonario en todo el mundo y un arma potente para los timadores.

Según la División Cibernética del FBI, en un caso típico de fraude en un sitio de citas, el estafador crea un perfil falso con fotos de un individuo atractivo, busca a sus víctimas y primero las enamora con halagos y crea vínculos emocionales por algunos meses hasta ganarse la confianza de la otra persona.

Luego inventa historias dramáticas, como que desean desesperadamente visitarlas para conocerlas pero no tienen el dinero suficiente o una madre enferma que necesita una operación urgente o un negocio perdido. Los estafadores aparentan ser vulnerables, pero en realidad están buscando a alguien que sea sensible de verdad. La historia siempre acaba igual: pidiendo dinero que prometen devolver. La víctima nunca recibe, sólo da.

Según la Comisión Federal de Comercio, las denuncias de fraudes de impostores en la modalidad de ‘estafa romántica’ aumentaron a más del doble entre el 2013 y el 2014 (estás son las últimas cifras disponibles).

El FBI dice que los estadounidenses perdieron alrededor de 82 millones de dólares por fraudes realizados a través de sitios de citas sólo en los últimos seis meses del 2014. AGENCIAS

Also of interest