“Quiero que me identifiquen por el corazón y no sólo por el uniforme”


La jefe interina del Departamento de Policía de Pflugerville trabaja arduamente para conocer de cerca los problemas de esa ciudad para así servir mejor a la comunidad

Tania Del Ángel Pich | 1/19/2017, midnight
“Quiero que me identifiquen por el corazón y no sólo por el uniforme”

El pasado viernes 6 de enero, Jessica Robledo, tomó posesión como jefe provisional del Departamento de Policía de Pflugerville. Antes fungió como subjefe del Departamento de Policía de Austin, logrando convertirse en la primera mujer hispana en llegar a ese cargo. Robledo es también conocida entre la comunidad por su labor altruista y por ser una mujer de gran corazón. Robledo ha servido a la comunidad durante 28 años, incluyendo 13 años de liderazgo a nivel ejecutivo en el APD. El Mundo Newspaper entrevistó en exclusiva a la jefe Robledo, quien habló de su vida personal, de sus intereses y de sus planes a futuro en caso de llegar a convertirse en la cabeza del Departamento de Policía de Pflugerville.

¿Qué la animó a ser policía y cuando empezó su carrera?

– Yo no tenía en mente ser policía, yo quería ser maestra; sin embargo, la duras pruebas que me dio la vida me llevaron por otro rumbo. Creo que Dios me mandó a este mundo por una razón, sé por qué estoy aquí, y es para ayudar a la gente. Porque si no entiendes qué es estar en el suelo y levantarte, no vas a entender las luchas de la gente de la comunidad, no vas a tener el corazón para ayudar a la gente y darle el apoyo cuando sean víctimas de un crimen; cómo las vas a entender si no sabes la lucha de la vida. Así fue cuando, finalmente, decidí comenzar con mi carrera de policía en 1988 para servir de cerca a la comunidad.

¿Dónde nació? ¿Cómo fue su niñez?

– Yo nací en el pueblito de Sonora (oeste de Texas), de mamá mexicana y papá estadounidense. Soy huérfana, no tengo hermanos, me criaron mis abuelos y fui muy pobre. Mis abuelitos no tuvieron educación. Mi abuelita nunca aprendió inglés y mi abuelo fue a la escuela hasta segundo grado; a pesar de eso, tenía mucha sabiduría de vida. Él era huérfano también y me enseñó a trabajar duro, a tratar a la gente con respeto y a nunca olvidar de dónde venía. Mi vida ha sido muy dura desde niña, siempre he luchado y peleado para lograr salir adelante.

¿Cree usted que su preferencia sexual le ha afectado de alguna manera en su trabajo?

– No, de ninguna manera. En este tipo de trabajo no importa el color de piel o la preferencia sexual, lo que importa es si tienes el corazón para servir a la comunidad.

Fue la primera mujer hispana subjefe del Departamento de Policía de Austin. ¿Qué significó para usted llegar a esa posición?

– Fue un gran honor, un sueño hecho realidad y me da sentimiento porque hubiera querido que mis padres hubieran sido testigos de mi logro pero sé que en el cielo tengo una gran audiencia.

¿Espera ser nombrada jefa de policía de Pflugerville?

– Espero estar como interina por poco tiempo y que el Ayuntamiento de la ciudad me dé la oportunidad de servir a la comunidad de Pflugerville.

Also of interest