• 12:46 p.m., 16/12/2017

Otra denuncia de abuso sexual contra guardia del T. Don Hutto


Tania Del Ángel Pich | 12/7/2017, midnight
Otra denuncia de abuso sexual contra guardia del T. Don Hutto
Laura Monterrosa sigue detenida en el T. Don Hutto Residential Center. |

Una vez más, el centro de detención T. Don Hutto de Taylor (noreste de Austin) se encuentra en el ‘ojo del huracán’ debido a que una inmigrante salvadoreña presentara una denuncia por abuso sexual contra un guardia del centro.

En una carta enviada a la organización Grassroots Leadership, Laura Monterrosa (23), detenida desde finales de mayo de este año (2017), asegura que una guardia la obligó a realizar actos sexuales en contra de su voluntad desde junio pasado. Sin embargo, no fue hasta el 9 de noviembre que decidió denunciar su caso y desde entonces, Monterrosa ha motivado a otras reclusas a denunciar sus experiencias de acoso y abuso sexual.

Voceros de Grassroots declaran haber recibido cartas de mujeres detenidas en ese centro de detención denunciando haber sufrido abusos y acosos sexuales, y asegurando que un miembro del personal que trabaja en el T. Don Hutto es testigo de los ataques.

Después de que la salvadoreña Laura Monterrosa (23), detenida desde finales de mayo de este año en el T. Don Hutto Residential Center, hiciera pública su denuncia por abuso sexual contra una oficial de ese centro a través la organización Grassroots Leadership, desencadenó más quejas de otras indocumentadas retenidas en esas instalaciones.

“Recibimos correos electrónicos de por lo menos dos detenidas, inspiradas por Laura, que confirmaron problemas de acoso sexual en el T. Don Hutto. Y ya estamos en contacto con otra mujer, que fue trasladada a un centro en Laredo después de denunciar otro caso de acoso sexual. También recibimos el mensaje de un trabajador o ex trabajador de ese centro de detención quien nos dio los nombres de los guardias que han abusado de su poder y de su posición para atacar sexualmente o para aprovecharse de mujeres vulnerables”, comenta para El Mundo Newspaper, Bethany Carson, organizadora de Grassroots Leadership.

La organización proinmigrante sostiene que las autoridades del Condado Williamson no han investigado el caso y que la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha mentido en su investigación. Por eso es que Grassroots solicitó la intervención del FBI.

“Investigadores del ICE aseguraron que Laura fue entrevistada dos veces por ellos y por personal del Condado Williamson, pero representantes del condado negaron rotundamente haber participado en dicha investigación. Por esa razón, hemos solicitado la intervención del FBI, para que se que se encargue del caso y su participación ya está confirmada por la oficina del alcalde”, asegura Carson.

Esta no es la primera vez que los agentes del T. Don Hutto son acusados por abuso sexual, negligencia o trato inadecuado en perjuicio de las inmigrantes detenidas.

“Sulma Franco, detenida en 2009, asegura haber sido testigo del trato impropio de los guardias, con preguntas chocantes, obsequiando chocolates a las reclusas para tener un acercamiento con ellas. Igualmente, en el 2010, una guardia fue acusada por abusar sexualmente de las detenidas días antes de ser deportadas a sus países de origen. También un sinnúmero de quejas por abuso de poder, agresión verbales y psicológica, entre otros”, explica Carson.

Según Grassroots, las detenidas en el controvertido centro ubicado en Taylor, Texas dicen que cuando han tratado de denunciar estos desagradables hechos, las autoridades las amenazan con aislarlas o transferirlas a otro lugar. Hasta el cierre de esta edición, Laura Monterrosa permanecía encerrada en el T. Don Hutto Residential Center a merced de su presunta agresora sexual. La salvadoreña asegura que ninguna autoridad del Condado Williamson se ha comunicado con ella y que no sabe nada del curso de la investigación de su denuncia.

EL DATO

De acuerdo a Grassroots Leadership, del 2010 al 2016, se han presentado aproximadamente 33 mil denuncias de abuso físico

y sexual ante la oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Menos del 1% de los incidentes fue investigado

Also of interest