• 11:42 p.m., 24/11/2017

La pelea del circo


Pedro Albundia | 8/31/2017, 11:35 a.m.
La pelea del circo
Mayweather McGregor |

Floyd Mayweather se quedó con el ‘cinturón del dinero’, creado especialmente por el Consejo Mundial del Boxeo (CMB) para la ‘pelea del siglo’ con Conor McGregor. El púgil derrotó por KO técnico a la superestrella de la UFC en el décimo round y consiguió su victoria número 50, previo a su retiro definitivamente de los cuadriláteros.

La pelea se definió así: McGregor dio 503 golpes en total, pero solo conectó en 84 ocasiones dando un 16.7% de efectividad. Mayweather lanzó casi la mitad de los golpes, 291, con una gran diferencia: 188 dieron en el irlandés, registrando un 40.5% de efectividad.

Al margen de las estadísticas, convertir un ‘simulacro de pelea’ en un combate profesional en Las Vegas (Nevada) fue una operación más difícil de enmascarar.

Salir a repartir puñetazos con la advertencia de que no podía lanzar un solo golpe de aquellos que lo hicieron famoso le costó mucho a McGregor. Las prohibiciones castraron a la figura de la UFC. Desde el inicio de las acciones, la afición boxística pudo notar que McGregor era ajeno a un cuadrilátero de box: no supo pararse, no hizo ninguna combinación, ni idea de lo que es amarrar al contrincante, cero ‘in fighting’. A eso agréguele la nula resistencia física del experto en MMA.

¿Por qué un fanático del box pagaría por ver una pelea como esta? Lo del 26 de agosto fue un show para aficionados, un mero espectáculo para pasar el rato y sin nada deportivo para destacar.

La pelea duró diez rounds por razones comerciales y deportivas; primero había que justificar el altísimo precio de las entradas y el costo del pay-per-view. Luego, con la seguridad de que el contrincante no lanzaría ningún golpe ilegal para el boxeo, había que ofrecer espectáculo. Fue la oportunidad perfecta para sorprender a los neófitos en el boxeo y acallar a los críticos (que acusan a Mayweather de tener un estilo ultra defensivo). Por eso desgastó a McGregor lentamente y al final de la pelea se lanzó con todo sobre él. Esa fue la imagen final de ‘Money’ sobre un cuadrilátero: ganando y a la ofensiva.

Con la pelea entre Mayweather y McGregor el negocio deportivo ha entrado en una nueva fase, en una nueva era, mucho más comercial y sin ningún interés por la gloria y los laureles. El dinero por encima del prestigio, pero con descaro.

Los perdedores del combate del 26 de agosto fuimos los amantes del boxeo clásico, que cada año somos menos. El deporte de los puños, como fue, de contacto puro y duro, está desapareciendo.

La esperanza es que la pelea entre ‘Canelo’ y Golovkin, del 16 de septiembre, mantenga encendido el entusiasmo por el pugilismo. Mientras tanto, nos quedan varios buenos momentos del pugilismo en videotecas y en YouTube.

EL DATO.

Para las estadísticas, Floyd Mayweather mantuvo su invicto como boxeador profesional, dejando una marca de 50-0, con 27 KO, la mejor de todos los tiempos.

Also of interest