Mentores que cambian la vida de niños


Tania Del Ángel Pich | 8/17/2017, midnight
Mentores que cambian la vida de niños
Mentor 2 |

En 2007 inició el programa ‘Mentor Manor’ y desde entonces ha ayudado a cientos de niños en los quince campus del Distrito Escolar Independiente de Manor, a través de la búsqueda de mentores que los motivan a lograr sus objetivos académicos y los apoyan emocionalmente ante cualquier dificultad personal que el menor experimente en su vida.

Gracias a ‘Mentor Manor’, solo durante el pasado año escolar 2016/2017, cerca de doscientos estudiantes contaron con el apoyo de un mentor y, según Mayra A. Hernández, coordinadora del programa, se espera que las cifras aumenten en el nuevo ciclo escolar que está por comenzar.

photo

Mentor

EL DATO

Si desea ser mentor de algún menor o quiere más información sobre el programa ‘Mentor Manor’, comuníquese con Mayra A. Hernández llamando al (512) 278-4257. También puede enviarle un correo electrónico a la dirección mayra.hernandez@m...

“Convocamos adultos voluntarios de diferentes empresas, organizaciones religiosas y comunitarias, colegios, padres de familia, profesionistas en diferentes ramas, asociaciones de vecinos y en la comunidad en general, de Manor y Austin, para que establezcan una relación de amistad con un estudiante, para así lograr motivarlos académica y emocionalmente”, comenta Hernández.

El ‘Mentor Manor’ está diseñado para niños de segundo al doceavo grado. No existe un programa similar en otros distritos escolares del área. Los mentores deben comprometerse a visitar al estudiante asignado una vez a la semana durante, por lo menos, treinta minutos o una hora, en el almuerzo. “El objetivo del programa es ayudar a los niños que demuestren baja autoestima, que tengan problemas académicos o familiares, que hayan perdido algún miembro de la familia o a quienes se encuentren al amparo de alguna oficina de protección de menores. Todas esas circunstancias causan una baja en las calificaciones y les afecta emocional y socialmente. Los pequeños pueden ser referidos por sus padres, por algún maestro, consejeros, o por ellos mismos, ya que pueden solicitar un apoyo extra”, explica Hernández. Los mentores y los estudiantes son escogidos por la coordinadora Mayra A. Hernández, según su compatibilidad. “Los voluntarios deben llenar una aplicación para el ISD en línea; después, deben contestar un cuestionario sobre sus habilidades y gustos. Nosotros realizamos un entrenamiento en el que explicamos un punto importante: la confidencialidad. Todo lo que les platiquen a los niños es privado, a menos que exista un caso que necesite ser reportado a las autoridades. Nosotros compartimos el significado y los beneficios de ser mentor y la importancia que tiene para los menores”, dice Hernández y agrega: “Los mentores y los estudiantes se reúnen en un campus asignado. Los campus tienen una sala asignada especialmente para las reuniones en las que ambos podrán compartir el almuerzo, trabajar en las asignaciones de la escuela, practicar algún deporte o entablar conversaciones”.

Se necesitan más mentores

Hernández asegura que existe una gran necesidad de voluntarios para satisfacer la gran demanda de niños que requieren ser motivados. “Tengo adultos que han sido mentores del mismo niño por cinco o más años, pero se necesitan más voluntarios. Los que tenemos ahora no son suficientes: tengo cuarenta menores que esperan contar con un mentor durante el próximo ciclo escolar. Necesitamos mucho más apoyo de personas bilingües, ya que alrededor del 60% de los estudiantes son de origen hispano” dice la coordinadora de ‘Mentor Manor’.

Also of interest