Alerta por el nuevo boom del ‘subprime’


Agencias / Cortesía | 8/10/2017, midnight
Alerta por el nuevo boom del ‘subprime’
Compra de carro |

Es un clásico del subprime: préstamos apresurados, defaults veloces y, en ocasiones, fraude abierto. Sólo que éste no es el mercado inmobiliario estadounidense del 2007: Es la industria automotriz de este año (2017).

Una década después de la debacle de las hipotecas, la industria financiera adoptó otro tipo de deuda subprime (alto riesgo): los préstamos automotrices. Y tal como la vez anterior, los riesgos se están propagando ya que están atados a valores para inversores de todo el mundo.

Los préstamos subprime para automóviles existen hace mucho tiempo y nadie sugiere que desencadenarán la próxima crisis, pero desde la Gran Recesión, el negocio se disparó. En el 2009, se vendieron 2,500 millones de dólares en bonos automotores subprime nuevos. En 2016, la cifra ascendió a 26,000 millones, por encima de los niveles promedio previos a la crisis.

Es cierto que el mercado aún es mucho más pequeño que el de hipotecas subprime que desencadenó la crisis crediticia, lo cual vuelve improbable que eso se repita. Pero ahora la pregunta es si esa prima, que disminuyó a medida que se disparó la demanda, vale la pena. Especialmente cuando los inversores parecen ignorar los riesgos subyacentes.

Also of interest