• 11:39 p.m., 24/11/2017

La gran mentira del DPS


Autoridades ‘inflan’ delitos para justificar la construcción de un muro en la frontera con México

REDACCION EL MUNDO | 10/27/2016, midnight
La gran mentira del DPS

Un análisis de datos oficiales elaborado por la agencia de noticias The Associated Press a una lista de casi dos mil arrestos realizados el año pasado (2015) por las agencias policiales en sesenta condados del sur de Texas, concluyó que personas detenidas por manejo en estado de ebriedad, negligencia en el pago de manutención o delitos menores relacionados con drogas, están incluidos entre los miles de arrestos clasificados como actos criminales de ‘alta amenaza’ para la seguridad nacional de este país.

Ninguno de delitos menores (alrededor de 1,800) son de ‘gran peligrosidad’ para la seguridad nacional, como ha insinuado el vicegobernador Dan Patrick, presidente de la campaña texana del candidato republicano Donald Trump. A pesar de eso, el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) así los clasificó.

EL DATO

Según la consultora especializada Sanford C. Bernstein & Co. las empresas mejor posicionadas para encargarse de la construcción del muro fronterizo serían Cemex y Grupo Cementos de Chihuahua. Analistas de esa firma estimaron que el muro costaría entre 15 y 25 mil millones de dólares, aunque Trump calculó que el valor final de la mega obra sería de casi 10 mil millones, que México ‘reembolsaría’.

En respuesta al destape de AP, el DPS dijo que ‘recomendará’ retirar de la lista a los evasores del pago de manutención y manifestó su ‘mejor disposición’ a dejar de clasificar a los arrestos menores como de ‘alta peligrosidad’. Sin embargo, el DPS defendió los datos generales escudriñados por AP, aduciendo que no tienen la intención de medir la seguridad fronteriza, aunque esas cifras (que gracias a AP se sabe ahora que son ‘infladas’) son incluidas en resúmenes informativos dirigidos a los legisladores republicanos.

Esos datos han servido para difundir el discurso disociador en la campaña electoral, ya que Donald Trump usa esta información para justificar discursos y diatribas contra los inmigrantes indocumentados. Además, desde 2014, líderes republicanos en Texas (y en todo el país) y legisladores de ese partido en el Congreso de la Unión han utilizado los datos sobre criminalidad, contrabando e inmigración para justificar el despliegue de policías estatales, embarcaciones blindadas y aviones espías en la frontera con México. Todo eso ha avivado la xenofobia y el desprecio hacia la inmigración latina, legal o no.

No es casual que las agencias policiales de las ciudades fronterizas hayan alterado las cifras de los índices de criminalidad. Es oportuno recordar que la Fraternal Order of Police, el principal sindicato de policía de este país, anunció su apoyo al candidato Donald Trump. Y el National Border Patrol Council, que representa a 16,500 agentes de la Patrulla Fronteriza, también expresó su apoyo al postulante republicano y a su idea del muro fronterizo.

Also of interest