Diferencias entre las redes


Cuando te conectas a Internet desde el ‘smartphone’ no siempre lo haces desde la misma red

10/20/2016, midnight
Diferencias entre las redes

Tener Internet en el teléfono móvil se ha convertido en una necesidad imperiosa. Ya no nos basta con navegar por la red: queremos hacer videollamadas y ver transmisiones en vivo a la mayor velocidad posible.

Los primeros teléfonos móviles tan solo servían para hacer llamadas y enviar mensajes de texto. Eran los analógicos de la primera generación (1G), que vieron el mundo en la década de los ochentas.

Diez años después llegarían los 2G, los cuales harían posible el gran salto a Internet: la llamada telefonía digital. Sin embargo, los usuarios demandaban velocidades cada vez mayores. Y en la búsqueda de la conexión ultrarrápida nació la telefonía móvil 4G.

Pero, ¿en qué se diferencia la 4G de la 3G? ¿Y del GPRS? ¿Y qué significan las letras E y H que aparecen a veces en la pantalla de tu teléfono móvil?

GSM son las siglas de Global System for Mobile communications (sistema global para las comunicaciones móviles), y es un tipo de red que se utiliza para la transmisión móvil de voz y datos. Es la tecnología móvil digital más utilizada en el mundo y está disponible en una gran variedad de teléfonos (según los datos oficiales de la Asociación GSM, en un 82% de las terminales mundiales). Pero su ancho de banda es lento y a veces puede causar interferencias electrónicas.

GPRS significa General Packet Radio Service (servicio general de paquetes vía radio) y es una extensión mejorada del GSM. Permite la mensajería instantánea, los servicios de mensajes cortos (SMS), los multimedia (MMS), y los correos electrónicos. Además, proporciona una cobertura inalámbrica completa y velocidades de transferencia de entre 56 a 114 kbps (kilobits por segundo). Por ejemplo, nos permite enviar 30 SMS por minuto, mientras que con GSM podemos mandar entre 6 y 10. Pero no es la más veloz.

Cuando en la pantalla de tu teléfono móvil aparece la letra E, significa que tu terminal está conectada al servicio EDGE o EGPRS, un GPRS mejorado. Esto permite alcanzar velocidades de hasta 384 kbps y recibir datos móviles pesados, como grandes archivos adjuntos de correo electrónico o navegar por páginas Web complejas a gran velocidad. La tecnología EDGE actúa como puente entre las redes 2G y 3G, y puede funcionar en cualquier red con GPRS que haya sido actualizada a través de la activación de un software opcional.

Si no puedes conectarte a 3G, podrás hacerlo a esta red y así navegar a más velocidad. Significa, por lo tanto, que cuando tu teléfono móvil se conecta a esta red es porque no tiene acceso a 3G o 4G. Pero, en cualquier caso, la conexión es mucho más rápida que la GPRS.

La 3G tenía como objetivo facilitar la transferencia de archivos multimedia, la conectividad permanente inalámbrica y una velocidad hasta siete veces más rápida que la conexión telefónica estándar. Ofrece también más estabilidad y seguridad para el usuario que la 2G, la cual utilizaba transmisión GSM. Es más sofisticada que la tecnología EDGE y supone una mejora frente a esta. Puede cargar una Web compleja en 10 segundos, duplicando o incluso triplicando la velocidad de EDGE.

Also of interest