• 11:40 p.m., 20/10/2017

La revolución en el deporte cubano


Antes de Fidel Castro, la isla sólo era potencia en dos disciplinas

REDACCION EL MUNDO | 12/1/2016, midnight
La revolución en el deporte cubano

Desde que Fidel Castro asumió el poder en 1959, el deporte cubano vivió un desarrollo que convirtió a la isla en potencia mundial, sobre todo olímpica. El apoyo de Castro fue decisivo para desarrollar varias disciplinas deportivas, especialmente el boxeo, el béisbol y la gimnasia, entre otros.

La Cuba de Castro logró 77 medallas de oro, 65 de plata y 71 de bronce en sus participaciones en los Juegos Olímpicos. Antes de Castro, la isla sólo era potencia en box y béisbol. El desarrollo se debió, entre otras políticas, al impulso de las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) y a los Juegos Nacionales Escolares, donde los jóvenes practicaban una variedad de deportes, tales como ciclismo, judo, esgrima, atletismo y, por supuesto, béisbol.

No todas las decisiones de Fidel (en el ámbito deportivo) fueron del agrado de sus compatriotas. Cuba no participó de los Juegos Olímpicos Los Ángeles ‘84 y Seúl ‘88 por razones políticas. La primera por su rechazo a Estados Unidos y la segunda por su apoyo a Corea del Norte, enemigo del país surcoreano.

En 1961, Fidel Castro eliminó el profesionalismo en el deporte. Entonces buscó ‘nuevo talento no remunerado’ y prohibió el traspaso de beisbolistas cubanos a la prestigiosa MLB.

A pesar de eso, los resultados deportivos en otras disciplinas fueron admirables gracias a los famosos boxeadores Teófilo Stevenson y Félix Savón. Los atletas Alberto Juantorena, Javier Sotomayor e Iván Pedroso. La voleibolista Regla Torres (considerada la mejor del siglo XX), el luchador Mijaín López, el gimnasta Erick López, el beisbolista Pedro Luis Lazo. Con Fidel Castro también se registró un explosivo crecimiento de ajedrecista en la lista, gracias al sensacional desempeño de José Raúl Capablanca.

Also of interest