• 12:56 a.m., 22/10/2020

Cocina de Perú


Después de afrontar cambios y retos, Lima Criolla llega con un menú para satisfacer a los comensales

REDACCION EL MUNDO | 8/27/2015, midnight
Cocina de Perú

Muchos ya conocían La Chaparrita, un puesto de comida criolla peruana que funcionaba en el antiguo Highland Mall; sus propietarios debieron cerrar sus puertas cuando el centro comercial fue clausurado, pero su pasión por la cocina y sus ganas de seguir compartiendo sus raíces culinarias con la comunidad de Austin fueron más grandes que el reto que enfrentaban.

En tan sólo tres meses, La Chaparrita encontró nueva sede y cambió de nombre. Desde el pasado 15 de agosto ofrece sus papas a la huancaína y ceviche en el Lincoln Village, ubicado en el 6406 N. IH 35 Frontage Rd., #1550, en Austin (TX 78752).

Ahora, bajo el nombre de Lima Criolla, también renuevan su menú agrandando la variedad de platos y acompañamientos.

Su horario también cambió; Lima Criolla abre sus puertas de lunes a jueves de 11am. a 9pm., los viernes y sábado reciben clientes de 10am. a 10pm. y los domingos de 10am. a 8pm.

Lima Criolla ofrece servicios para fiestas y eventos. Para información llame al (512) 323-5404.

Los fines de semana, para el desayuno, cuentan con pan con chicharrón, tamales y empanadas.

A diario, ya sea para el almuerzo o la cena, quienes los visitan pueden probar un chupe de camarones, anticuchos, adobo limeño, escabeche de pollo, jalea y choritos a la chalaca, descubriendo en su paladar sabores típicos de la tierra inca.

Y es que el restaurante ofrece recetas originales preparadas a diario con ingredientes frescos.

El espacio es mucho más amplio, por lo que las familias podrán disfrutar cómodamente de su visita.

Lima Criolla también tiene un área de coctelería, llamada Pisco Bar, que estará pronto a la disposición del público, ya que están ultimando los detalles para recibir su licencia de licores. Susana Osorio, fundadora de Lima Criolla, adelanta que el pisco sour será el atractivo principal. Éste es un coctel preparado con pisco (aguardiente de uvas) y jugo de limón.

Los usuarios en Yelp ya le dan altas calificaciones y destacan que la calidad de cada plato ha mejorado, haciendo que la visita al restaurante valga la pena.