Combatir el estreñimiento


10/23/2014, midnight
Combatir el estreñimiento

Una parte fundamental del proceso de la digestión consiste en eliminar los productos de desecho de los alimentos que consumimos. Es una función necesaria para la salud del organismo que para muchos implica dolor y molestia.

Cuando esos productos de desecho pasan del intestino delgado al grueso (el colon), éste absorbe el exceso de agua y la materia restante se convierte en heces fecales. Las contracciones rítmicas del colon van empujando las heces hasta que llegan al recto en donde permanecen hasta que ocurre una evacuación o deposición.

No existe un número mágico de evacuaciones o deposiciones para todas las personas, ya que no es el mismo para todas. El rango de lo “normal” o saludable puede oscilar entre más de una vez al día para algunos a tres veces a la semana para otros. Menos de tres, ya se considera estreñimiento, que ocurre debido a una de las siguientes causas o a la combinación de ambas:

El colon absorbe demasiada agua, de manera que las heces se resecan y se endurecen demasiado. Los músculos del colon se contraen y relajan muy lentamente, por lo que las heces no se mueven tan rápidamente como debieran. Las evacuaciones o deposiciones poco frecuentes van acompañadas de otros síntomas, entre ellos: Heces duras y secas, dolor al defecar, necesidad de pujar para expulsar las heces, sensación de no poder vaciar el recto y abdomen distendido (inflamado).

¿Y por qué ocurre? Si sufres de estreñimiento, éste puede deberse a:

  • No consumir suficiente fibra en la dieta.

  • No beber suficiente agua o estar deshidratado. Ingerir bebidas ricas en cafeína, como sodas o café, y el alcohol, podrían empeorar la deshidratación.

  • Poca o ninguna actividad física

  • Tomar ciertos medicamentos (como sedantes, narcóticos y algunas medicinas para bajar la presión arterial).

  • Algunos cambios como el embarazo.

  • Condiciones de salud como el hipotiroidismo y la diabetes u otras que afectan el funcionamiento del sistema digestivo (como el síndrome del colon irritable).

  • Exceso de laxantes.

Soluciones simples

El estreñimiento puede aliviarse temporalmente mediante el uso de laxantes. Los hay de diferentes tipos y generalmente, pueden adquirirse sin receta. Cualquiera que sea el laxante que se utilice, se deben seguir estrictamente las recomendaciones del producto y no excederse ni en la dosis, ni en el tiempo máximo continuo de uso. Consulta con tu médico si decides usar un laxante de tipo estimulante, no solamente para que te recomiende un producto específico y el tiempo que debes tomarlo, sino para que descarte una posible interacción con otro medicamento que estés tomando. Además, en el caso de niños o las personas diabéticas o con falla renal el doctor debe supervisar que los laxantes no le causen un desbalance en los electrolitos (los minerales) del cuerpo.

Complemento necesario

El alivio que proporcionan los laxantes tiende a ser por un plazo corto, ya que no conviene prolongar su uso durante mucho tiempo. Lo más efectivo es hacer pequeños cambio en tu vida diaria que en conjunto ayudan a combatir el estreñimiento, como los que siguen a continuación:

Also of interest