• 11:42 p.m., 10/12/2017

ESPERADA MEDIDA EJECUTIVA


Cualquier alivio migratorio sería temporal y las personas elegibles no tendrían beneficios federales

Angela M. Angulo | 11/20/2014, midnight
ESPERADA MEDIDA EJECUTIVA
DE AQUÍ SON. Millones de inmigrantes hablan inglés y han asimilado mucho más el estilo de vida de este país |

Cualquier alivio migratorio sería temporal y las personas elegibles no tendrían beneficios federales

Las leyes de inmigración no permiten la estancia de ninguna persona que no tenga el estatus legal que le permita vivir y trabajar en este país, ya sea a través de una visa específica o de los documentos que lo identifiquen como residente permanente o ciudadano estadounidense. Pero aquí están y no se quieren ir, ya que han hecho de este país su nuevo hogar.

Al cierre de esta edición, el Presidente Barack Obama estaba por comunicar al país alguna solución parcial para el problema migratorio. Sin saber de qué se trata, la oposición republicana adelantó que la rechazarán con todo el poder que les confiere la ley. La pelea política está por darse. Pero también cuenta la opinión pública: una encuesta nacional del diario ‘USA Today’ registra que el 46% de los consultados opina que el Presidente debería esperar a que el próximo Congreso de la Unión apruebe una iniciativa a favor de una reforma migratoria. La gente pide consenso, pide entendimiento. Pero ¿cómo se puede llegar a un entendimiento con aquellos que amenazan con paralizar el funcionamiento del gobierno para evitar una solución parcial desesperada en un tema humanitario? El interés del Partido Republicano no es social, ni económico, es político y electoral.

Es necesaria una reforma migratoria, pero ésta no se dará en el corto plazo. El problema con el retraso en la regularización de millones de indocumentados productivos para el fisco del país es que la viabilidad de empresas e industrias enteras depende de ellos. Tampoco es cierto que los inmigrantes indocumentados le cuestan más al erario nacional de lo que contribuyen a éste durante sus vidas, como temen muchos conservadores.

A diferencia de lo que afirman los opositores a la legalización de los inmigrantes irregulares, los indocumentados crean riqueza, trabajos nuevos y demanda, por lo que los estudios académicos serios y apolíticos no encuentran el impacto negativo de darles ‘papeles’ y ofrecerles una vía a la ciudadanía.

La asimilación social, política y cultural de los inmigrantes, de todos, se debe definir pronto. Cualquiera sea la medida que tome el Presidente Obama a favor de la comunidad indocumentada, siempre que sea para evitar deportaciones masivas y otorgue la posibilidad de trabajar sin temor, será útil y por necesaria, bienvenida.

EL DATO: Pasado el discurso del Presidente Obama, las agencias federales deben confirmar los requisitos de cualquier trámite migratorio. Hasta que eso no suceda, no entregue dinero a nadie que prometa regularizarle su estatus legal.

Also of interest